jueves, 7 de agosto de 2008

Daniel no habla

"¿ Y que soy yo ? No gran cosa.  Un poco de piel sobre unos largos huesos, un cuerpo marcado, una mujer sin carrera profesional con un hijo disminuido psíquico.  Muy poco mas que eso"   (Daniel no habla)
autismo
 Este libro  muestra la realidad de aquellas  personas a las que de repente nos toca vivir con una discapacidad.
No por ello es un libro aburrido o pesimista, sino mas bien todo lo contrario. 
Narrado  sin sensiblería, de forma inteligente y enérgica,  no he podido evitar sentirme identificada  con las reacciones de esta madre que poco a poco va descubriendo que su hijo es "diferente".
  Me ha resultado tremendamente familiar, esta  historia de amor profunda, que se extiende  más allá de las limitaciones de la discapacidad y se sumerge en la esencia de la naturaleza humana.
Una vibrante novela, llena de ironía y coraje, que arranca una sonrisa a la vez que encoge el corazón.
Otros post relacionados:

...a Bertin.

El Secreto de las tortugas (dedicado a mi tortugo)


20 comentarios :

SERHUMANA dijo...

Que lindo que recomiendes una libro esta vez.
Sólo voy a decirte que he aprendido que a veces los seres humanos vivimos con discapacidades que desconocemos, y que a veces encontrarnos con alguien que padece alguna discapacidad conocida y ver como sale adelante en la vida y como aman la vida, te hace pensar: ¿pero "quien es el verdadero, "discapacito""?
Cada uno tiene sus limitaciones, todos, sin excepcion, pero lo bueno es aprender a que esas limitaciones, no nos limiten como personas.
Besos Fire!!!!!!!!!!!

Maybe dijo...

Historias como esta demuestran la grandeza de corazón de una madre, para la cual las limitaciones se convierten en una manera de demostrar que los límites pueden sobrepasarse.
Un abrazo querida "Heroa"

Justy Walker dijo...

... pues supongo que te identificarás en muchas situaciones... pero no al 100% en la cita del libro... porque eres "una gran cosa"... con una preciosa sonrisa sobre un cuerpo y un alma "esencia de la naturaleza humana"... como tú dices...

Hoy me voy de vacaciones... si veo el libro, lo compraré y lo leeré...

Besotes

Ana dijo...

Hola! Hace poco hablaba con una amiga sobre lo de tener o no un hijo disminuído psíquico y todos los problemas que encierra su handicap, y el gran amor que una madre siente por su hijo para dejar que nazca a pesar de todo. Seguramente es un libro que hará emocionarse y pensar acerca de ello.
Besos

Evan dijo...

Me encanta esta recomendación, voy a ver si lo consigo.

Son madres elegidas por su fortaleza, no cualquiera es capaz de sobrellevar la discapacidad de un hijo.

Un beso, Florcita!

amigoplantas dijo...

Yo apenas conozco del tema, pero mi chica si que colaboró durante años con una monja que tenía recogidos en un piso a varios muchachos con limitaciones muy severas

De hecho, hizo con ellos un trabajo exigente para si misma

Homo-Sapiensis dijo...

Muchas gracias amiga por esta recomendación, mi hermano, mayor que yo, es disminuido psiquico, y por eso siempre será mi hermano pequeño, a través de él hemos aprendido que las personas que padecen algun tipo de enfermedad o disminución psiquica, a su vez desarrollan otras habilidades, incluso de forma mas acusada que una persona "normal", y que esa disminución para nada limita la capacidad emocional y afectiva... seres especiales y únicas que pueden sorprendernos y enseñarnos muchísimo, sobre todo en cuanto al valor de la superación. Mil besos a ti y a tu tortuguito mi NInfa del Sur.

Maria Jesús dijo...

Lo leeré, sin duda, me servirá para ver el mundo con otros ojos pues es admirable ver como personas en situación semejante, siguen adelante con coraje, determinación y alegría

El Deme dijo...

La lectura de libros como este mitigan en cierto sentido el dolor y el sacrificio de una madre por un hijo, no hay tanta soledad, sino mucha comprensión y frente a las dificultades, todo el amor del mundo.
Caminando por la calle yo te vi...jo, qué majos los Chambao, siempre tienes una sensibilidad musical extraordinaria, Fire.

pe-jota dijo...

Acercándonos a esas pequeñas realidades que obviamos y en las que rara vez pensamos, a no ser que tengamos que vivirlas, una buena manera de mantener la conciencia alerta.

Álvaro dijo...

curioso libro,a ver si saco tiempo y logro leer algo ais,tanto estudiaar

Paços de Audiência dijo...

Y esa entrañable sensibilidad que nos regala en sus palabras.

soldado malvado dijo...

hoy solo te dejo mi ayer

ShaO dijo...

Y quien no tiene limitaciones Fire? solo que algunas no se ven...Un super abrazo para tí y otro para tu tortugo ;)

KLAU dijo...

SUPERBESOS DE TORTUGUITO A TORTUGO ♥
Y DE SUPER-MAMA A SUPER - AMIGA Y VISCEVERSA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ♥

VAMOS A DEJAR TORTUGAS HUMILDADES DE LADO HOY
JIJIJIJIJIIJIJJIIJJIJIJIJI

BESOS
MILES
KLAU ♥

Nania dijo...

Ya me habias comentado la existencia de este libro, pero aún no me lo he leido:(
Yo creo que este tipo de personas están aquí para darnos a todos una gran lección de superación y de humildad, es imposible no aprender junto a ellos.
Un abrazo

eigual dijo...

Buen libro fire.

Eres todo corazón.

Besos.

kukilin dijo...

¿Sabès? Leyèndote, de pronto me vino un deseo enorme de vivir cerca de vos, para intercambiar libros, ideas, conocimientos y sobre todo dialogar.
¡Que hermoso sueño se me ha metido en la cabeza!
Besitos mi linda amiga♥♥♥

Anónimo dijo...

Siempre es bueno saber que nuestros "problemas" los tienen otras personas, será egoismo, pero nos sentimos más arropados. Besitos. Pepi.

Bohemia dijo...

Un día me voy a venir con una libreta y voy a anotar todas las pelis y libros que recomiendas...

BSS