martes, 11 de noviembre de 2008

El Quererómetro

Termometro_by_SenshiZors


Dice Jorge Bucay  que las consultas por problemas afectivos que recibe un terapeuta, se podrían dividir en tres grandes grupos:

- Las de aquellos que quieren ser queridos mas de lo que son queridos ,  porque no les es suficiente lo que reciben.
- Las de los que quieren dejar de querer a aquel que ya no les quiere,  porque les es muy doloroso.
-Y las de los que quisieran querer mas a quien ya no quieren,  porque todo seria mas fácil.
Tras unas cuantas terapias, todos se enteran de la misma mala noticia:
No solo no podemos hacer nada para que nos quieran, sino que tampoco podemos  hacer nada para dejar de querer.
Que fácil seria todo si se pudiera elevar o bajar el "Quererómetro"  apretando un botón, o girar una canilla hasta conseguir equiparar el flujo de su emoción al mío.
Pero la realidad no es así.

Schopenhauer lo ilustra diciendo que...  se puede querer, pero no se puede querer cuanto uno quiere, ni como uno quiere, ni mucho menos lo que uno puede querer.
(Extracto del libro "Las 3 preguntas")

No me cabe la menor duda,  de que todos nos identificamos con alguno de estos grupos, y seguro que muchos de vosotros, al igual que yo,  podrías perfectamente encajar en los tres.
Todo seria mas  fácil, si alguien aprendiera a manejar de una puñetera vez el  "Quererómetro".

"Vivir de lo vivido",  de Materia Prima, cantando a duo con Pasión Vega ,  un temazo increible que me deja sin aliento.

33 comentarios :

mia dijo...

Excelente entrada

con fragancias

de tiempos que nunca

cambian...

Tu querómetro sube

a medida que te descubro

niña de sol y luna,

gracias, ♥♥♥besos♥♥♥

moderato_Dos_josef dijo...

Una entrada con un querómetro a prueba de cualquier adversidad. Mi querómetro hacia ti está perfecto. Un beso!

Anónimo dijo...

No me gusta Jorge Bucay demasiado empalagoso....la canción de pasión vega preciosa....como todas las que hablan de amor....el motor que todo lo mueve. Saludos.

Wilhemina Queen dijo...

Bue, yo y como tú, estoy en los tres, jajajaja, pero no hay querermómetro existente en este mundo así que habrá que seguir como se pueda.

besos
Vero

Helena dijo...

Me gusta mucho tu entrada Fire, identificada me siento con las tres categorias, solo cambia el destinatario de mis desvelos... Mi queremometro va por libre como toda yo...ya hace años que no intento manejarlo, porque sencillamente nunca lo haria mejor que el mismo, aunque ¡a veces duela!...Un beso niña flor.

Lewis dijo...

Sí, todo sería mucho más fácil si pudieramos manejar ese "querorómetro". Yo que soy más simplona sigo los "latidos" de mi corazón, y no mido los sentimientos, si me quieren más o menos, me basta con sentir las cosas que siento...

Besos. Espero que esteis bien.

Evan dijo...

Pertenezco al segundo grupo, pero como en el amor no se manda, solo queda dejar que el tiempo pase y el amor se vaya solo como llegó (en mi caso lo dudo).

Un beso Florcita!

marea@ dijo...

Los sentimientos no son teledirigidos, a veces los intentamos apaciguar pero no son controlables, tarde o temprano, salen a relucir.

Un beso. Marea@

mar dijo...

Ni que decir tiene que me siento identificada con uno de esos grupos.
Me ha encantado tu entrada y me recordo un poquito a la penultima que he hecho, que por cierto, mi ultima frase decia asi..
En realidad no duele amar, lo que duele es no ser amado,
con la misma intensidad.
Un besito y una estrella.
Mar

KLAU dijo...

EN QUE GRUPO ME METO DRA CORAZONCITO????

JAJJAJAAJAJAJJAAJJAJAJAJJA

EXCELENTE TU "PUÑETERA VEZ"...JAJAJAJAJAJA

TE AMO
NO LO OLVIDES, GRACIAS A DIOS ENTRE AMIGAS NO SE NECESITA QUEREROMETRO NO?
BESOS
MILES
KLAU ♥

juan rafael dijo...

Yo si toco el aparatejo ese lo rompo seguro.

Vulcano dijo...

Siempre me ha encantado el gordo Jorge Bucay, desde su Libro cartas a claudia, hasta el de "De la autoestima al egoismo", pero el mejor de todos me pareció "Déjame que te cuente" o cómo lo bautizaron en mi país "Recuentos de Demian", y me recuerda esta entrada de tu post que alguien a quien adoro, reía a carcajadas cada vez que le decía: "Quieres que te cuente un cuento". A propósito de este post, creía haber olvidado a ese amor ... creo que voy a hacer una llamada ...

Muchos besos,

Vulcano.

el piano huérfano dijo...

excelente entrada
un placer encontrarte

Adolfo Payés dijo...

Bellísimo...
Quererómetro
es el mio que sube leyéndote...

saludos un abrazo

Justy Walker dijo...

Estoy en los tres... ;-D

Besotes

Alejandra dijo...

Este post es para pensar, o más bien diria para sentir. Definitivamente me encuentro en las 3 circunstancias. Definitivamente no es posible. Lo he intentado y nomás no puedo controlar lo que siento. Imposible. Este corazoncito mio, lo hiceron sin manual. Jajajaja puro automatico.
Beso grande Fire

montse dijo...

¿y donde dices que lo venden?

Gambutrol dijo...

Niñaaaaaaaaaaaa... que nos tenemos abandonados el uno al otro... joer, ¿qué pasa con nosotros?... ¿Ya no nos queremos? a ver si nos vamos a tener que comprar un quererómetro (a medias, que hay crisis).

Sobre tu entrada... por supuesto que me identifico con uno de los grupos, no te voy a decir con cual, pero sí, hay uno que es en el que estoy yo.

Y sobre la música... en fin. Mejor me callo. Jajajajaja.

Va, no dejemos tanto tiempo sin visitarnos, ok?

Un saludo, ozú, jodía, salá, esaboría, ole que jarte q tié mi niña (a que lo hablo bien?)

Adéeeeu

Susana dijo...

ojalá fuese tan fácil dejar de querer a alguien o proponerte amar a una persona...

paolav dijo...

Yo creo que si bajamos las barreras, si dejmos l estrategias, si...de algo estoy segura ¡todos quien ser amados! ¡todos están buscando! Aunque a veces uno diga lo contrario: una vez, dos veces, tres veces, yo apuesto al amor.

Un abrazo

erMoya dijo...

Me limitaré a transcribir una frase de la película "El nombre de la Rosa", decía así:

"Qué pacifica seria la vida sin amor, Adso, que segura, que tranquila... y ¡que insulsa!"

Por cierto, la canción tb me ha puesto los bellos de punta...

Besos!

Guille dijo...

También están los que se dejan engañar y también los que mantienen la ilusión de que existe el amor.

jordicine dijo...

Yo creo que soy del primer grupo. Ja ja ja. Por cierto, ayer acabé 'Perdona si te llamo amor', que tú me recomendastes, y me ha parecido fantástico. Te diré un secreto: me salté cuatro o cinco capítulos (que después recuperé) para saber antes cómo acababa. No me había pasado nunca! UN BESO.

Noelplebeyo dijo...

Evidentemente el ser humano es aquel que se tropieza siempre con la misma piedra. Por cierto, el quererómetro, si se estropea, dónde se enceuntra el servicio técnico ????

Benjamin dijo...

Apareciste pidiéndome ese verso,
y me trajiste a tropezones a esta casa a ver el quererometro... y he quedado congelado en un café donde lo leo... y hasta una lagrima levanta sus manos para salr (aunque la ignoro)... gran reflexión esta

Bella, bella bella. La verdad Nadie me ha pedido un verso con tantas ganas que no puedo más que regalarselo... y al parecer pronto saldrá en un concurso, y si todo anda bien, podría ser publicado, (mi primero) en el que obviamente ira con una dedicatoria para Ud. porque por poseción esos versos son de Ud.

Besos.

Sureña dijo...

Todo sería más fácil, pero entonces no seríamos personas, sino robots... y yo, la verdad es que prefiero ser yo, aunque a veces me toque sufrir...

:)

Besicos

obrasincompletas dijo...

diste en la cabecita de la punta del clavo con el punto que flota sobre la i de idiota que me siento al encajarme en los tres simultáneamente, incluso con la misma persona en un mismo lapso de tiempo. es raro, o fue. y será.

un saludo momentáneo, vuelvo con mis nubes y ahora postes de luz.

Javier Cid dijo...

Se puede querer pero no cuanto uno quiere.... es lo curioso del corazón.

Aprender a manejar el quererometro....mmm... quiza pueda sonar interesante, pero... no me gustaría. Creo que debemos experimentar los distintos sentimientos con las distintas intensidades.

Precisamente...es en esa incertidumbre donde reside el misterio del corazón...lo doloroso en ocasiones (tal vez)... pero no olvidemos que también lo maravilloso.

Besitos querida Fire.

FeRReT ® dijo...

Si yo dejara de querer a quien quiero... creo que me dormiría tanto tiempo, que mi vida se iría de igual forma...

Bss tristones...

mayra dijo...

Preciosa canción cariño,y que grande que es mi jorge bucay,y que suerte que tiene de que una persona tan maravillosa hable de el, me ha encantado, un besazo preciosa.

Bohemia dijo...

¿Quererometro? Que graciosa y curiosa palabra...

:o)

BSS

ShaO dijo...

mm eso sería más o menos como un reloj del amor? y las instrucciones vienen en español?
ains, que todo hay que aprender a base de porrazos. Precioso post como siempre niña. Un besote

danielfuengirola dijo...

Viniendo del blog de Genius, encuentro un gran lugar lleno de imagines e historias.
Si no se puede aprender a manejar el Quererómetro, el hecho de darse cuenta de que existe, ya es un avance, una brújula, para no perderse en el camino de la vida (magnifico libro el de las tres pregunta de J.B.).
Un Saludo.