sábado, 21 de noviembre de 2009

Vinagre y Rosas

portadavyr

“Existe una patria sin banderas que se llama Joaquín Sabina, y para vivir en ella no hace falta más pasaporte que la disposición a conocer la realidad por dentro, con la lluvia de sus alegrías melancólicas y el sol de sus dolores pensativos.
Este loco informal mide hasta la última coma de sus canciones, se muda a vivir en ellas, cuida el matiz, hace cálculo de estructuras, busca palabras, corrige, decide... y es que sólo la gente muy cuerda está capacitada para cometer locuras con un acierto de relojería

Puro Joaquín impuro (por Luis García Montero) 
“Ningún valor hay más decisivo en el arte que la capacidad de fundar un mundo propio. El oficio, los recursos técnicos, la pasión, la disciplina, la entrega, son buenos aliados a la hora de crear. Pero nada es tan valioso como el mundo propio conseguido, el milagro estético de una personalidad convertida en arte. Ese es el verdadero reto de la creación.
Federico García Lorca, Pablo Neruda, Geoges Brassens, Bob Dylan, etc, son dueños plenipotenciarios de su mundo. Ocurre lo mismo con Joaquín Sabina. Siempre he pensado que sus canciones pierden cuando se atreven a interpretarlas artistas de voz modélica y técnica refinada. Porque lo que convence de Joaquín es el mundo que ha creado, inseparable de su voz partida, llena de humos, rebeldías, malas noches, amaneceres y sentimientos en números rojos.
Pienso en los mundos personales y en la capacidad de disparar con mano de santo al corazón ahora que sale “Vinagre y rosas”, la nueva entrega de Joaquín.
Las canciones de Vinagre y rosas son canciones del Joaquín de siempre, del mejor Sabina, del que ha viajado con nosotros en la música del coche, del que hemos coreados en una madrugada de amistad o en un concierto inolvidable. Y eso tiene que ver con el mundo propio de Joaquín Sabina, el valor decisivo de un creador. Además de con sus músicos de toda la vida, Joaquín ha contado en este disco con los ritmos más jóvenes de Pereza y con la palabra amiga del poeta Benjamín Prado.

Joaquín Sabina tiene el oficio, los recursos técnicos y la disciplina creativa que son necesarios para componer canciones en un estado de absoluta rebeldía. La complicidad de su mala voz resulta insustituible en mi educación sentimental. Vinagre y rosas es puro Joaquín, puro Sabina, el amigo, el cantante con el que hemos compartido tantas noches, más de 19, y tantos días, más de 500”

647

9 comentarios :

ptra dijo...

Niña como lo haces todo...
te quiero chiquilla.
Besos reian.

erMoya dijo...

Desde luego Joaquinito debe estarte agradecido por el cacho de entrada que te has marcado.

Un beso!

Lobo Atento dijo...

Genial, todo un artistazo!!
No se como lo haces, pero siempre consigues sorprenderme con tus post. :)

Saludos!!

Genín dijo...

¡ VIVA SABINA, EL GRANDE!
Besos y salud

SOMMER dijo...

Parece que lo haya escrito él. Genial tu, y genial Sabina.

Besos del norte.

servicio al cliente dijo...

Un genio de la musica, es dificil hablar de el, la verdad me quedo sin palabras por que como el ningun otro artista.

juan_santiago dijo...

... las estrofas antes del video-

clip son tuyas?? .. si es que es

asi, tienes el mismo acierto para

escribir que el hombre al que des

cribes. Quiero escuchar todas las

canciones de joaquin savina! :)<3

ShaO dijo...

Totalmente de acuerdo con erMoya...
500 besotes pa' tí : )

Así habló Spotglisten dijo...

Comprarme el disco será una de las primeras cosas que haga en cuanto vuelva a Espanha.