martes, 1 de diciembre de 2009

El destino de las abejas

destino

Los favores del destino tienen un precio, y para los que se benefician de las indulgencias de la vida, existen obligaciones de rigor absolutamente innegociables.
La vida siempre pone un precio excesivo a las cosas mas bellas…
algunos pasamos la nuestra regateando con ella.

“Devenire” interpretado por Ludovico Einaudi (una pequeña maravilla).A_Bee__s_Paradise_by_Onceuponatime13

Después de construir las colmenas las abandonan y dejan toda la miel que fabricaron. Levantan vuelo hacia su próxima morada sin mirar para atrás.
En la vida de las abejas encontramos una gran lección. En general el hombre construye para sí, piensa en el valor de la propiedad, ambiciona conseguir más bienes, sufre y pelea ante la inminencia de perder aquello por lo que “luchó” conseguir.
Prisionero en un plano denso, pierde oportunidades de experiencias superiores. Pero lo cierto es que “Donde esté nuestro corazón, allí estarán nuestros tesoros...”
La lección de las abejas está en su espíritu de donación. En un acto poco común de desapego, abandonan lo que les llevó una vida construir. Simplemente lo sueltan sin preocuparse por el destino que tendrá. Dejan lo mejor que tienen, sea para quien fuere, y parten a construir una nueva colmena que volverán a llenar de miel.
El ejercicio consiste en tener siempre presente que nada ni nadie nos pertenece, que no vinimos al mundo para poseer cosas o personas.
El destino de las abejas es construir, trabajar y crear… pero nunca poseer.
Maravillosa lección.

18 comentarios :

Helena dijo...

Maravillosa lección y maravillo post el tuyo. Dejo que suene el piano de fondo a esta fria tarde de otoño. Un beso enorme niña flor.

Justy Walker dijo...

Cuando acaba la preciosa melodía del piano nuestros genes se ocupan de volvermos a recordar que no somos precisamente abejas...

ptra dijo...

Leccion de vida.
donde andara el corazon??.
besos reina.

atencion al cliente dijo...

Me encanto maravillosa leccion, la verdad nunca lo pense de esta forma y de verdad que gran ejemplo de desapego que hermoso porque nosotros muchas veces solo trabajamos para tener y tener.

SOLOSOY dijo...

Leer tus fantásticos post, me ayudan a superar la mala racha que estoy pasando.
Me hacen pensar en lo verdaderamente importante y aunque la realidad es la que es.
Siempre es bueno soñar y olvidarse por unos instantes de ella.
Gracias Fire.
Un abrazo
SOLOSOY.

joselop44 dijo...

Nos queda mucho que aprender de la naturaleza.
Saludos

Lewis dijo...

¡Qué preciosidad! una verdadera lección...
Gracias Fire por brindarnos tanta belleza y sabiduría...

Besos

leoriginaldisaster dijo...

me siento abeja.... jeje, y a veces abejorro tambien:P
maravillosa lecion!si que si!
un gran abrazo fire!!!
de punta a punta:)

Rowen dijo...

Si FIRE maravillosa lección
¿Podremos aprenderla?
En Argentina, un pájaro, el hornero construye su nido-casa de barro, cuando los pichones aprenden a volar la abandonan, nunca regresan y luego otros pájaros la habitan indistintamente. :)
besos

Sergio dijo...

Que bella lección nos dejan esas abejas, pequeños insectos que producen la maravillosa mil, y muy bonita música que has puesto en el post, como dice alguien por aquí, cae bien en esta tarde fría y húmeda de invierno.

Un abrazo con amor

Genín dijo...

Delicioso post, sobre todo me ha hecho vibrar por lo que cuentas tan maravillosamente acompañado de una música genial, y me está inspirando un post que voy a escribir muy sencillo y con tu permiso voy a usar un trozo del tuyo como introducción, a lo poquito que voy a escribir porque para entenderme no hará falta mas...
Besitos y salud

La Chica Que Suspiraba Estrellas dijo...

Eres una maga Fire!! me encanta el post me hace pensar muchas cosas... y tus palabras (ya sabes cuales tb ;)) intentare ser paracaidista sin tener miedo. Pero estate a mi lado.

Besos muchos !!!

Verónica (peke) dijo...

genial el post!!! y nada de posesión, cuando algo se convierte en eso pierde la magia y el sentido...

besotes de esta peke.

pd. te espero por mi rincon con tu taza de cafe caliente, siempre que quieras...

Juan dijo...

Fire

Es una lección que debemos aprender. Tanto apego a las personas y a las cosas que no vemos más allá de los tres palmos de nuestras narices.

Hoy me ha servido muy bien esta lección, ojalá que no la olvide.

Un abrazo.

Juan Antonio

ShaO dijo...

ñooo Fire, esa música... y encima la cita del erizo (acabo de leerlo, tú tb estás en ello? no digo ná por si no has acabado jaja). Si no estuviesemos tan ocupados mirándonos el ombligo podríamos aprender muchísimo de lo que nos rodea, incluyendo esos pequeños seres, las abejas. Ahí es nada lo suyo. Dulce como tu blog, dulce como tú, reina ; )
Un abrazote con nueces, la miel es cosa tuya

Michelle Durán dijo...

Aunque existen momentos que se nos presentan sin condiciones, alli tan disfrutables y obvios... pero que dejamos pasar quien sabe porque carajo. BUEN BLOG

psicologia futbol dijo...

Gran ejemplo que ojala todos podamos seguir

mili dijo...

me encantó..es dificil "poder no posser."