jueves, 14 de enero de 2010

Goteras en el Alma


goteras en el alma
Luis Fonsi –Llueve por dentro

Y llueve por dentro… y por fuera, y tanto llueve que hasta alguna gotera  me cae dentro de casa.  El entorno ya no sabe donde almacenar tanta agua y acaba filtrándose irremediablemente.
Algo parecido nos ocurre a nosotros.
En este día tan triste tras el  terremoto de Haití… otra gotera mas en  el alma del mundo.

16 comentarios :

La abuela frescotona dijo...

muy triste, querida niña, tu escrito contiene el dolor de Haiti, muy doloroso....

te abrazo amiga

Ayanita dijo...

Felicidades por este blog tan chuli, me encanta.

Lander dijo...

ya llueve menos mujer....
paso a saludarte y mandarte un beso grande. Que se mejore tu hija pronto.

Edu dijo...

Las goteras siempre suelen cebarse con los humildes de este mundo. Mi solidaridad con Haiti.
Un Saludo

Marià dijo...

Cuando nos llueve por dentro..., mala cosa.
Duro lo de Haití, y continuamos diciendo que progresamos...

a dijo...

Lindo post! y tambien quiero aprovechar para hablar para la gente de haiti la cual me tiene tan triste por favor genet unamonos todos en un solo sentir a pedirle a Dios por nuestros hermanos que aparte de qu eya la pasaban mal ahora estan pasando este dificil monmento por favor nosotros estamos bien pero tenoemos que pedir y ayudar a nuestros hermanos.

deportes costa rica dijo...

Si me uno a pedir por las personas de haiti, que Dios los bendiga.

Helena dijo...

Cuanto dolor me transmites, por Haiti y por tantas otras cosas. Besitos niña flor y caricias que borren cicatrices.

Anónimo dijo...

Cariño hoy es muy triste lo que nos transmites.
Te quiero mucho reina.
ptra.

Justy Walker dijo...

Si se deja fluir el agua... duele menos...

Un besote!

Pepi dijo...

Todos tenemos goteras en el alma, unos más y otros menos, pero las goteras de nuestro mundo ya son tremendas, esto de Haití es terrible, la verdad es que nuestro planeta parece que ya no puede más. Últimamente las desgracias vienen muy seguidas. Tenemos que mandarles todos los pensamientos positivos que podamos, aparte que toda la ayuda que les llegue va a ser poca, por lo que escuché está todo destrozado.
Espero que Ana esté mejor, para ella también mis mejores deseos de mejoría. Besitos a las dos.

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

No existen calificativos para poder definir con palabras el desastre natural de Haití. Una sola imagen por los medios de comunicación vale más que mil palabras. Realmente uno se siente muy pequeño frente a estos acontecimientos extremos y comprueba lo que es importante en esta vida.
Creo que no es el momento de hablar sino de actuar y lo podemos hacer de mil forma distintas, fundamentalmente aportando economicamente nuestro pequeño grano de arena en la medida de nuestras posibilidades. Existen ONG dedicadas a ello como médicos del mundo u otras tantas igual de válidas.
Es hora de actuar y de ello depende la vida de miles de seres humanos.
Por favor pasadlo a vuestros blogs y que este mundo de la blogsfera se solidarice con Haití

Spring dijo...

...bellas y tristes tus palabras...pero el dolor q merecí? ...no creo ke el dolor lo merezcamos...o lo dejemos de merecer..
Espero, almenos ke nadie piense ke las pobres gentes de Haití lo 'merezcan'...entonces estariamos culpando a la naturaleza...no sé...uf

No me gusta el Fonsi...aunque esta canción me ha cambiado la manera de verlo...muy intensa...gracias wapa

Marià dijo...

"Eramos pocos, y parió la burra".
Gracias al obispo de San Sebastián y a sus declaraciones no debemos preocuparnos por lo de Haití. Nos ilumina diciendo que existen males mayores que los de Haití, como la pobre situación espiritual que padecemos...
Sin comentarios, señor obispo.

La Chica Que Suspiraba Estrellas dijo...

Hay momentos en los que no somos capaces de entender a la naturaleza, que es tan sabia pero tb dolorosa.
Con esperanza todo se puede.

Un besote corazon

ShaO dijo...

Y no nos damos cuenta...si sufre el alma del mundo también la nuestra. No tengo palabras, bueno es que no creo que haya para lo que están pasando (lamentablemente parece que siempre les toca a los mismos)....
Un abrazote algo tristón por esas "goteras"