jueves, 22 de abril de 2010

Inés del alma mía

(Homenaje a Inés de Suarez)
“Desnudo”, fotografía de 1890 atribuida a Leopold Reutlinger, considerado como el iniciador de la postal erótica
.Inés del alma mía
Siendo “Inés del alma mía” un libro de Isabel Allende, era de lectura obligada, pero además me atrajo como un imán la bellísima portada con la fotografía de arriba.
Inés de Suarez, la protagonista del libro, era una total desconocida para mi, ya que como la misma  autora  cuenta:
"Poco se sabe de ella. Pedro de Valdivia nunca la menciona en sus cartas y los historiadores la van dejando en el olvido, como a muchas otras mujeres… porque la historia la escriben los hombres".   Otro de esos “crímenes de silencio” que yo les llamo, en los que las mujeres se pierden de la historia, aunque  sus vidas ayudaran a escribirla.
Haciendo una simple  búsqueda en google, nos encontramos que para la mayoría de informadores, Inés solo fue la amante del conquistador de Chile  Pedro de Valdivia. Nada mas lejos de la realidad, ya que Inés lucho durante años  codo con  codo junto a Pedro, en cruentas batallas contra los indios.
A su llegada al nuevo mundo, Inés sobrevivió algunos años como bordadora pero sobre todo  fabricando empanadas  caseras de carne  con las cuales salvó del hambre a la tripulación del barco con el cual cruzó el Atlántico y posteriormente  al ejercito de Valdivia. Ella misma contaba:
“El aroma denso de carne, cebolla frita, comino y masa horneada se me metió bajo la piel de tal manera, que todavía lo tengo. Me moriré con olor a empanada” Del mismo modo, poseía la facultad de encontrar agua, y de hecho  lo hizo muchas veces  para dar de beber a los soldados.
Lo cierto es que esta extremeña de “raza”, salió de su Plasencia natal  siguiéndole el rastro a  su marido Juan de Málaga, al que nunca encontró vivo.
Cuentan que fue la primera europea que llegó a Chile, y participó activamente en la defensa de la recién fundada ciudad Santiago.
Su valor y resistencia, en efecto, se revelaron cuando se produjo el asalto a Santiago dirigido por Michimalonco en 1541, donde  Inés se destacó por su ímpetu decapitando ella misma a siete caciques, logrando que cesara el ataque.
Su relación con el conquistador duró hasta que Valdivia fue acusado de adúltero y  obligado a traer a su esposa de España. En 1549 el mismo Pedro entregó a Inés en matrimonio a Rodrigo de Quiroga, uno de sus mejores capitanes.
Me ha atrapado la vida de una mujer intrépida, apasionada, valiente y para nada convencional, que con su vida y su amor ayudó a escribir la historia, en este caso la historia de Chile.

Inés
Y con este libro, que terminé hace apenas dos dias,  rindo  mi homenaje particular al Día del libro 2010.
A leer amigos, no hay mejor amigo que un libro (yo lo sé bien).

17 comentarios :

La Chica Que Suspiraba Estrellas dijo...

Mi fire!! se puede¿¿??

Bonito homenaje, y música bella como siempre adornas y cuidas con tu alma este rincon. Te llego mi misiva al correo? :) lo miro cada dia jeje a ver si me has escrito :D que le voy hacer me encanta leerte.

Sigo leyendo el nuevo libro de Albert Espinosa, estoy segura que le haras un post.

Mil besos!

Nieves dijo...

Pues fijate Fire, que este libro lo empecé hace bastante, y tuve que dejarlo, no podía con él, no me enganchó. Ahora lo tengo en la columna de pendientes y este verano pensaba retomarlo. Con tu post lo haré sin duda. Un besazo guapa.

Carmen A. dijo...

Que mujer por dios¡¡¡¡¡, intrépida donde las haya, si señor...
Quedarán todavia alguna de estas?

Lobo Atento dijo...

Si Carmen, claro que quedan, pero hoy en día también las tratan de ocultar. Existen muchas mujeres valientes que luchan día a día.

Besos, precioso post.

Darilea dijo...

No conocía la historia de Inés, interesante sin lugar a dudas.
Como a menudo es costumbre en mí, leo dos libros a la vez, estoy leyendo "El vencerdor está solo" y "Los renglones torcidos de Dios".
El libro, una de las mejores compañías.
Un besito

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola¡
Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme A munekitacat@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Catherine Silva

Clana dijo...

Hola Firenze
Siempre es un agrado leerte, mejor dicho un honor. Como siempre tus entradas son un aliento para el alma.

Un beso wapa.

Anónimo dijo...

Tarea hecha; me ha encantado recordarlo, es fantastica tu manera de rendir los homenajes.
La historia tremenda, la mujer como dices de pura raza como tú.
Besos Pt.

Anónimo dijo...

Mira que historia tan bonita,y yo otra Inés sin conocerla.Mira que con mi nombre tan poco conocido,a dado a la historia...Y para colmo estoy casada con un Juan! tendre que leer el libro.

giLixiTa dijo...

Hola!!!

Estuve visitando tu blog y esta genial, permiteme felicitarte. Sería muy agradable contar con tu blog en mi directorio http://www.xevere.com/ , podría incluirlo gustosamente y completamente gratis. Estoy totalmente convencida que para mis visitas será de mucho interés. Si lo deseas no dudes en escribirme muchos

Éxitos con tu pagina.

Un saludo

Gillian Silva
gsj_15@yahoo.es

Jacobo dijo...

Maravillosa historia. La desconocía por completo. Hay que reivindicar la participación historica de los olvidados, que los proceres poco hubiera conseguido sin su ayuda.

Salu2

Carlos dijo...

LA foto es lindisima, la recomnendacion explendida. Unlibro que tengo penfdiente....

Genín dijo...

No se porqué me da a mi que no tenia que ver nada su apariencia con la foto...
Pa mi que tenia bigote y axilas pobladas...jajaja
Salud y besitos

La lectora dijo...

Genial la foto de Leopold Reutlinger!
Saludos!

Pepi dijo...

Ya había escuchado de ese libro, me gusta mucho como escribe Isabel Allende, así que lo leeré, pero lo que me ha dejado loca es la foto, que belleza, de mujer y de foto, es una preciosidad.

FUCK MIND dijo...

Primera vez por aquí, saludos y gracias por su trabajo. El libro sin duda es una narrativa romántica basada en la realidad, autobiografía y lecturas sobre su protagonista escudriñadas e hilvanadas con la pluma de Isabel Allende. Es una historia de varios amores entrelazados con olor a carne chamuscada, sangre y dolor. Una historia épica que relata no sólo los convulsos tiempos de abusos y muerte de las huestes conquistadoras en la América Inca, sino por encima de todo el detalle del espíritu indómito e infatigable de una mujer cocida al fuego. Un triunfo de la literatura inspirada en una excepcional mujer, y narrada majestuosamente de la pluma de otra única en su clase. Por eso las amamos. Parafraseando escribió asertivamente Allende que "Los Hombres hacen lo que tienen que hacer, las mujeres hacen lo que los hombres no pueden".

Pero entre todas las líneas hay una que refleja esa abnegación infinita hacia la superación de esta gran mujer, y fue al afirmar que tanto fue “El aroma denso de carne, cebolla frita, comino” con la que salvo a la tripulación que la llevó a afirmar que “moriré con olor a empanada”. Solo supe reír a carcajadas para después desear besarla hasta gastarla. ¡Qué mujer!.

Saludos, lindo tu espacio.

Santiago dijo...

Muy interesante tu blog, me gustaria participar en el y tambien te invito a conocer el mio, un abrazo grande!!!!