martes, 28 de septiembre de 2010

La traición del cuerpo

envejecer
“Por los menos setenta años tengo, y bien vividos, pero mi alma y mi corazón, atrapados todavía en los resquicios de la juventud, se preguntan…
¿Que diablos le sucedió al cuerpo?
Al mirarme en el espejo de plata, no reconozco  a esa abuela coronada de pelos blancos que me mira de vuelta…
¿Quien es esa que se burla de mi ?
La examino de cerca con la esperanza de encontrar en el fondo del espejo a la niña con trenzas y rodillas encostradas que una vez fui, a la joven que escapaba a los vergeles para hacer el amor a escondidas, a la mujer madura y apasionada que dormía abrazada a Rodrigo.
Están allí, agazapadas, estoy segura, pero  no logro vislumbrarlas. Ya no puedo hacer las mismas cosas que antes, pero no es por falta de ánimo,  que eso siempre me ha sobrado, sino por traición del cuerpo. Me faltan fuerzas, me duelen las coyunturas, tengo los  huesos helados y la vista cansada y borrosa.
Es extraño sentir que el cuerpo se acaba mientras la mente sigue inventando proyectos”
“Inés del alma mía”  Isabel Allende
 envejecer
Me llegó muy adentro este fragmento que  encontré en “Inés del alma mía”. No tengo todavía setenta años, ni un solo pelo blanco, pero a mis cuarenta y dos  recién cumplidos, ya empiezo a notar  la “traición del cuerpo” esa que  menciona  la  novela. Y no me refiero a las incipientes arrugas  de expresión, a la flacidez, las ojeras o la celulitis.
He perdido muchísima vista en los últimos años,  y nada tiene que ver con el astigmatismo que me detectaron con tan solo dos añitos, sino  que es la Presbicia  la  que  ha decidido ensañarse conmigo  y algún día me obligará a usar bifocales.
Es esta traición del cuerpo la que me preocupa. La que poco a poco  nos va mermando facultades y capacidades.
Aunque  físicamente  me siento mejor que nunca, me pregunto  cuanto tiempo  más aguantará  la  maquinaria de mi cuerpo el ritmo trepidante que le impongo cada día… y sobre todo  ¿No seremos nosotros quienes a lo largo de nuestra vida lo traicionamos a él?
Porque hay que recordar que:
“El cuerpo humano no es más que una mera  apariencia que esconde nuestra realidad”
(Víctor Hugo)

Hay que cuidarse amigos. Tenemos solo un cuerpo, y ha de durarnos toda nuestra vida.

 
No he podido encontrar mejor tema para ambientar este post, que la reciente versión del clásico  “When We Were Beautiful” (Cuando éramos hermosos) de míticos Bon Jovi.  Te recomiendo que veas su traducción, a mi me  pone el vello de punta.

32 comentarios :

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

Dedicado a E. P. F.

Practicamente ciega ... y a pesar de todo, una de mis lectoras....

con todo mi cariño Esther

:-)

Calvarian dijo...

Bueno...tú al menos puedes tener pelos blancos jajaja. Pues si, uno entra en decadencia y si no se cuida más. Tiene más delito ser consciente del daño que te haces con una vida disipada, sabiendo los remedios. Saber sobre vida sana y ejercicio es muy positivo, pero es que las pintas saben mejor jajaja, al menos en esos momentos no pienso en como me va.

Bésix mediterráneos que van pallá

P.d. Bella dedicatoria.

Anónimo dijo...

Pues si cariño los dias pasan.
Por lo menos "En Ines del ama mia" los ha vivido bien vividos, otras personas no pueden decir lo mismo.
Y naturalmente todo merma, y hay muchas personas que interiormente se creen y se sienten jovenes y lo son, tengo una en casa, que le viene como anillo al dedo este fragmento, no asi en lo de haber vivido; sino en que quiere hacer y no puede y dice "es que son muchos años"..
Tu estas estupenda y lo seguras estando y te pareces tanto a la que menciono.
Besos
pt

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

Si,,,
mi "chacha Petra"...
que mujer..¡¡¡
se mereceria un blog para ella sola...

Definitivamente tenemos genes PODEROSOS...

:-)

Dama dijo...

Pues yo uno menos que tú y efectivamente ya he empezado a notar esos "achaques" que me hunden todavía más si cabe en mi depresión de cuarentona.

No quiero envejecer ni por fuera ni por dentro, ¡¡quiero volver a tener 15 años!! por favor que se me aparezcca el diablo para venderle mi alma....

Beso

pluvisca dijo...

Que verdad mas verdadera, yop tampoco tengo 70 años pero tengo muchos mas que tu y ya noto los huesos y las junturas...

Ahora se me hace real lo que mi madre me decia, " niña, por dentro tengo 25 años" ( y tenia 75)...no es justo...¿o si?

un abrazo

Ϩtεℓℓα dijo...

me gusta mucho el post y el fragmento que has elegido. realmente da qué pensar... es triste, pero supongo que no nos queda otra que aprovechar el cuerpo y sus fuerzas mientras podamos...

besos!

yeruti dijo...

que bonita entrada, me recuerda a un poema mío que se llama Alma joven, y habla de eso, el cuerpo envejece, se amrchita, cambia pero el alma permanece intacta,joven sana, pero cuando el cuerpo ya no resista y deba partir deberemos partir con el aunque tnwgamos mil sueños por cuplir. Es un tema que me encanta y me entrisr¡tece a la vez, quiero creer que el día que parta de este mundo, me espera un mundo más allá, para mi alma.
un abrazo

Anónimo dijo...

Deja que llegues a los 50 y que la menopausia entre en tú vida y verás lo que es una transformación del cuerpo y del animo.
Pero así es la vida para el que tiene la suerte de vivir los años necesarios para comprobarlo.
Hay que cuidarse pero no vivir obsesionado, cómo dice el refrán que nos quiten lo bailao.
La vejez es inevitable y nada ni nadie escapa a ella,sin embargo, yo a lo que más temo es al deterioro mental, que un día mire a mis hijos y mi marido y me olvide de lo mucho que los amé y me amaron, eso si que me aterroriza. El deterioro del cuerpo es duro pero con buenos fármacos un buen libro y una buena familia totalmente superable.
Besos y disfruta tú tiempo.
Merche de Cruza...

Pury dijo...

Firenze,
este post me ha llegado especialmente,
primero tenemos la misma edad tu y yo y aparte de astigmatismo, yo si se, lo que es estar en un cuerpo que no me pertenece desde hace algunos años, se lo que es sentir que ya no puedes hacer lo que hacia hace 7 y lo peor es que ya nunca lo voy a saber...
a cambio he tenido que despertar cosas que desconocía de mi, he tenido tiempo para descubrir por ejemplo internet, para hacerme un blog que de otra forma nunca lo hubiera conseguido el sentarme a hacer algo útil, creativo para no sentirme muerta del todo, he sido tan activa siempre. mi mente tampoco rinde ya al máximo tampoco funciona como quiero y cuando quiero, pero no dejo de disfrutar lo que me queda aunque hay días que...
besos es un escrito maravilloso el de Allende y el tuyo, la exposición que has hecho, me ha tocado el corazoncito, pero para bien.
gracias

carolina dijo...

Anda que no te quedan años a ti para mermar! Si estas que pareces hermana de tu hija ;)
"A vivir que son dos dias"
CARO :)

***Vanessa*** dijo...

No me extraña q t haya gustado ese fragmento, es q es precioso!
Habrá q cuidar el cuerpo todo lo q podamos, aunque a veces se me olvida, porque él manda sobre mí y funciona como le da la gana.
Besos!!

இலை Bohemia இலை dijo...

Tambi´´en me impact´´o ese retazo que citas de la novela, la verdad es que la vejez es muy injusta, lo pensaba justo ayer que ve´´ia la peli de Mercero "¿Y t´´u quien eres?" no es una obra maestra pero ver como el abuelo tiene cada vez la memoria m´´as deteriorada llega al alma...

Un abrazo jovencita!

Susana Terrados Sánchez dijo...

Qué preciosa entrada, que bellísima foto...creo que aunque tu cuerpo se deteriore, como el de todos, tu alma seguira´siendo igual de bella y compensará la decadencia.
Creo que es en los primero cambios cuando te empiezas a preocupar, luego lo vas viendo más natural, más sencillo y procuras adecuar tu ritmo para que funcionen cuerpo y alma como una misma melodía.
Lo sé a mis 51 años, lo voy sintiendo así.
Besitos.

Mayte dijo...

Perdona que te interrumpa, amiga, pero he sido "acosada" por una amiga que a su vez, una amiga suya ha creado un juego/cadena, verás mas detalles en mi última entrada.
Tenía que escoger a 4 de mis amigos, y uno de ellos eres tu, pues no se, creo que tienes muchisimas cosas que aprecio y admiro, si te atreves y tienes tiempo, espero ver tu resultado.
Un besazo wapa.

P.D increible post...

http://incontablementejuntos.blogspot.com/2010/09/el-juego-del-4.html

Maybe dijo...

Es algo inevitable ver el paso del tiempo por nuestro cuerpo, que mientras nuestra memoria y experiencia se enriquece, ese motor que nos hace ser presencia diaria envejece; pero lo importante es cuidarlo y disfrutar en la medida de lo posible de cada etapa, cada arruga, pliegue o cicatriz, al final de cuentas es nuestro.
Un abrazo y gracias por recordarme a Inés del alma mía, es uno de los libros que más he disfrutado de Allende.

thot dijo...

Como dicen por ahí : hay que sumar vida a los años y no años a la vida.
Hay que cuidarse por supuesto pero lo que mas voy aprendiendo con los años es a aprovechar el tiempo y enriquecerme de las cosas valiosas de la vida.
Un abz.

MTeresa dijo...

El tiempo se va raudo
y se aprecia en el físico,
pero en la mente,
el alma y el corazón
seguimos siendo
adolescentes ilusionados.
Compredo la situación
que expones

mária dijo...

Yo no creo que los años nos traicionen, y tengo más que tú. El cuerpo hay que cuidarlo, por supuesto, pero nuestra almá más, porque en el cuerpo se refleja ella. Hay que ir aceptando la presbicia, las arrugas, las canas. Y seguir desechando la malicia, la envidia y el miedo.
Si no nos aceptamos nos desfasamos y rompemos el ritmo natural de la vida.
Viva la belleza del alma!!!!!...tenga la edad que tenga.
Besitos

santiago dijo...

el paso del tiempo es irremediable.
Un placer volverte a saludar

Pury dijo...

firenze,
pásate por casa que tengo algo para tí.
besos
http://elvalordeloesencial.blogspot.com/2010/09/otra-agradable-e-inesperada-sorpresa.html

XokolatikOp* dijo...

Una de las cosas de la que no podemos huir .. es de el tiempo.. mas hay que sobreponerse a este y ganarle la partida o al menos intentar quedar a la par ... manteniendo un espiritu jóven y recargar siempre las energias.. :D..
m enamoré de tu blog..ojalá y dispongas de algún tiempito y pases por el mio..

KLAU dijo...

Amiga ufff... que cancion la de Bon Jovi..perfecta verdad???
Grandisimo victor hugo, que verdad trae !!
Me ha pasado ultimamente esto de "mirarme al espejo" no tanto el cuerpo sino, la cara... mis ojos... Cuanto cansancio tengo Flor !!
Cuantas cosas le ha pasado a mi cuerpo, a mi cabeza... Cuantas cosas han visto mis ojos.. Asi de terribles y otras no puedo negarlo, mis hijos...asi de bellos.
Erase un 29 de Setiembre de 1998 cuando al gran luchador MARTIN, se le dio por nacer... 12 años hacen ya que tengo a uno de los angeles mas bellos, con la constancia y la sonrisa intacta... y entonces me digo... Si el no deja que su cuerpo lo traicione, porque yo deberia de hacerlo???
Y aqui vamos a festejar un nuevo añito de Martu, te guardamos un pedacito de torta de mousse de chocolate, muchos besos azucarados de este angel que te adora !!!!

Te quiero mucho Amiga
Seamos fuertes como nuestros cuerpos o mas
Falta mucho por remar Reina
Miles de besos y estrellitas en los ojos !! Seguro hoy las compartes conmigo

Klau

antonio dijo...

El paso del tiempo deja su huella y hay que aprender a vivir con ellas.

Lo que realmente me preocupa es perder nuestras capacidades mentales y no el pelo.

Cuidemos nuestro cuerpo y mente!

Saludos afectuosos!

Carlos dijo...

El tiempo.... mejor que pase... Sólo deja d epasar para los que ya se han ido...

eva dijo...

Solo espero que cuando sea muy grande, a pesar de la cantidad de surcos que el espejo salpique, mi mirada y mi sonrisa sean el reflejo de que me siento tremendamente viva!!!

un abrazo

Húayat dijo...

Hay hipótesis de que el cuerpo es el encarcelamiento del alma libre y efectuada por el Demiurgo. Inclusive los arcaicos Griegos como Platón hablan de ello. Abrazos fraternos.
Salud-os desde mi eje.

Octavio dijo...

Hermosa casa la tuya.
Entrañable. Parece que al entrar me hubiera sentido abrazado.
En cada uno de sus rincones encuentro cariño, inteligencia...belleza.

Me reitero. Hermosa casa.

elros Tuominen dijo...

Siempre me ha producido una melancolía, una tristeza, el pensar en la transformación del cuerpo conforme pasan los años, siendo la mente la que sigue trabajando y proyectando... Vamos cambiando, mutando, supongo que hay que asumir lo que llega según llega, y mientras, claro, a cuidarse :)

Martuchis dijo...

Fire:

Yo a veces siento que el cuerpo es solamente como un disfraz... Te guste o no te guste, es como cuando te pones un traje y no todo mundo lo cuidamos igual.

Es curiosa la sensación que me deja este escrito, creo que ya te lo había dicho (o no sé si lo pensé nada más), últimamente escribes sobre cosas en las que paso mucho tiempo pensando.

Analuna dijo...

Cuando las enfermedades merman el cuerpo y minan el alma, es exactamente asi, como refleja la primera fotografia, como te ves en el espejo cansada y envejecida, aunque tu años no lo reflejen. Cuando te mires, busca tus ojos e intenta que ellos hablen de tu esperanza y tu alegria cada dia...y para lograr eso, cuida la calidad de vida de tu cuerpo y de tu alma, vehiculos particulares para transitar la vida.Hermosa entrada. Hermoso sitio. Gracias.

Pepi dijo...

Me identifico totalmente con el texto de esta maravillosa mujer. He comentado otras veces que a mí me falla el cuerpo, mi interior sigue igual que cuando tenía quince, por un lado eso me mantiene, pero por otro no te deja aceptar los achaques. No estoy de acuerdo en que a cierta edad se tenga que ir cuesta abajo, tengo un par de parientas con los noventas pasados, que no veas como están de bien. Besitos y tranquila que a ti los años no se te notan, en cuanto a la vista, hay que alejarse de este chisme, a mí me ha hecho perder mucha vista.