jueves, 28 de octubre de 2010

Tiempo de Castañas

4029091067_af34a90269
Oda a una castaña en el suelo
(Pablo Neruda)

Del follaje erizado
caíste
completa
de madera pulida,
de lúcida caoba,
lista
como un violín que acaba
de nacer en la altura,
y cae
terminado en secreto
entre pájaros y hojas (…)
Te decidiste,
castaña,
y saltaste a la
tierra
bruñida y preparada,
endurecida y suave
como un pequeño seno (…)

4092102815_a7b6383db3
Otoño, a punto de acabar el mes de Octubre y como todo el mundo sabe, temporada de castañas.
Auténticos  “Erizos de  árbol” de belleza singular, que transforman el paisaje de los bosques y  llenan nuestras casas de  sabores,  aromas y tradiciones antiquísimas.

Escribir sobre la historia de las castañas en la alimentación es como hacerlo sobre los desheredados de la tierra, esos seres humanos que pasaron por la vida sin dejar huella o recuerdo alguno.
Eso mismo ocurrió con las castañas, que junto al trigo,  fueron  la base de la alimentación de la población europea antes del descubrimiento de América y años después  eran consideradas comida de pobres.  Pasaron a ser consumidas  por las clases humildes y  en los  puestos callejeros donde las asaban (y asan)  a la brasa.  De hecho, hubo un tiempo en que solo se usaban  para calentar  los bolsillos.

  3127139345_421537fd80_z
Seguramente  sea el fruto seco menos calórico (cinco veces menos calorías que las nueces), considerado nutricionalmente por su alto contenido energético y vitamínico (Vitaminas B3, E, Fósforo, Magnesio, Calcio, Potasio, Hierro, Acido Fólico, etc)
Yo asocio las castañas a tardes de lluvia otoñales,  mesa camilla, brasero y castañeras en las calles.  Traen consigo el frio, la Fiesta de todos los Santos, la ropa de abrigo,  gratos recuerdos de la niñez… y como no,  de otros otoños mas felices.  ¿Apetecen unas castañitas asadas?
 castanas1

“Autumn” de Paolo Nutini

21 comentarios :

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

Tradicionalmente, las castañas se asan en una olla o sarten con orificios, que se ponia en el fuego de leña o de gas...
Pero las vitroceramicas y la nueva tecnologia en la cocina hace practicamente imposible asarlas en casa de esta forma.
Os quiero dar un truquillo estupendo:

Con un cuchillo les hacéis una gran abertura para que el calor penetre bien en su interior...y las ponéis al microondas a máxima potencia aproximadamente un minuto...
El tiempo varia dependiendo de la cantidad de castañas que pongáis, y de la propia potencia de vuestro microondas... pero probáis con un minuto y si es necesario vais agregando mas tiempo...

No es como asarlas en fuego de leña...peo están riquísimas también...
:-)

Justy Walker dijo...

Ayer las hicimos en casa... a mi me recuerdan al invierno... esos puestosde castañas de toda la vida donde compramos sobre todo en Navidades...

RECOMENZAR dijo...

me gusta tu blog tiene el sabor de las castañas
besos

Ϩtεℓℓα dijo...

me encantan las castañas asadas de los puestos! es uno de los recuerdos más cálidos del invierno :)

besitos, fire

Helena dijo...

Me encantan las castañas Flor, pero crudas!!!

Un beso niña. Muak

elros Tuominen dijo...

Aquí, como en muchos otros sitios, es en Septiembre cuando deciden caer al suelo, y es en Septiembre cuando según toque el año, salgo a por castañas y vuelvo con una bolsa llena... Me encantan de todas las maneras, pero aunque las coja, siempre acabo comprando castañas en un puesto de esos que llenan la calle del olor de las castañas asadas, de hecho, esta semana casi casi casi caen, eso quiere decir, que pronto me llenaré el bolsillo con ellas :)

Anónimo dijo...

Aaay yo que hacia años que no las comía y ya me he ventilao las que compramos el otro día en Torrecampoooo. Esto del microhondas es cosa del demonio que las asa rapiditooo.

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

ay mi Rositaaaaaa....
yo ayer compreé otros dos kilos en el mismo sitio...asi que si te apetecen ...ya sabes que solo tienes que bajar la calle...
:-)

P.D...las batatas asadas con miel y canela tambien estaban de muerte...jejejjeje...

como tu dices...no te enseño namas que "pecaos"...

Gema dijo...

Me encantan!!!!!!!! Sobre todo, el olorcito que desprenden. El puestecillo de castañas (aquí son unas pequeñas máquinas antiguas de tren) es en el único lugar donde no me importa hacer cola, abrigada al calor del carbón, para luego coger el cucurucho con las castañitas, y calentarme las manos.... Mmmmmm!!!! Invitan a acurrucarse... y recibir mimos mientras se disfruta de su sabor. Besos!!!

Susana Terrados dijo...

Querida Firenze, gracias por el consejo porque yo...adoro las castañas. Probaré el truquito.
Si es que el otoño además de regalarnos colores y olores nos regala sabores...un placer.
Besitos.

rosa dijo...

Y lo que juega mi Pelusica con las cascaras vacías, se pega unas carreras dandoles con la patilla....

Pepi dijo...

Me gustas las castañas, aunque me caen mejor guisadas con mucho anís, están riquísimas, lo del microondas, como no me llevo bien con el, pues poco lo utilizo, pero será cuestión de probar. Lo que me encanta es ver los castañeros llenos de erizos. y por la calle ese olor de las castañas asadas, te traen recuerdos de invierno, aquí no sé cuando se podrán asar, estamos a 30 grados y subiendo, ya empiezo a cansarme de este verano tardío.

María dijo...

Apetecen esas castañas!
Leerte con esa absolutamente hermosa música es un placer desbordante.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Pecaos?????? Que ricos que estan !!
Puestos a pecar en tiempos de castañas y batatas.y los santos de por medio ..Quien no se coma unas buenas gachas no se pone guapa . Me gustan las costumbres estas tan pecaminosas.
besos reina.
pt.

Carol dijo...

joooo... Fire.. ahora me entró antojo de castañas..
y de calorcito familiar... con esa canción :(
Bueno... :)
Disfruta de tus castañas... de mañana yo no paso.. xD

Besos

Carol

Lidia M. Domes dijo...

yo no las he probado... aún...

De este año no pasará... sólo esperar al otoño, conseguir las castañas, y luego... a disfrutar!!!

Gracias, un placer!!!

Abrazos!!!

Anónimo dijo...

me encanta leerte y tu blog tambien! besos!

Jabo dijo...

Tu blog huele a castañas asadas, muy bien.
Sabes, para todos los santos tengo la costumbre siempre de ir al Pirineo y recoger varios kilos, ya que abundan. Nos encantan en la familia. Haces una excursión bonita entre hayedos y castaños, riachuelos y te llenas de energía.
Abrazo. Jabo

Spring dijo...

ke buenas...con moscatell me gusta acompañarlas ;-)
...ayer compramos un saquito, pero las primeras me han quedao un poco secas...ains tengo ke cogerle el punto al horno...y eso ke las tengo en remojo un rato antes con el corte a lo ancho...

abrazoos

alvaro dijo...

me encanta el otoño,pronto iré a coger castañitas a la sierra de Aracena

Isabella dijo...

Precioso poema de Neruda (aunque no sea muy santo de mi devoción, a pesar de ser compatriotas; yo prefiero a Mistral).
Hermosos recuerdos me traen las castañas... También de niñez y de fríos otoñales. (lástima que aquí sean tiempos de primavera; el otoño es mi estación favorita).
Cada vez me gusta más tu blog y es un placer visitarte, pero ésta vez lo hago por una razón un poco diferente.
Quiero extender(te/les) una invitación. Vengo cargada de intenciones de unión.
La cita es en www.colectivorionegro.blogspot.com La idea es hacer un cadáver exquisito y para ello queremos contar con la presencia de todo aquel que tenga algo que decir.
Dejo la invitación abierta y me siento ansiosa a esperarles.

Atte,
Isabella.