martes, 9 de noviembre de 2010

Wispering wind / Susurros del viento

“Silba el viento dentro de mí. Estoy desnudo.
Dueño de nada, dueño de nadie,
 ni siquiera dueño de mis certezas.
Soy mi cara en el viento, a contraviento,
y soy el viento que me golpea la cara”
(El libro de los abrazos –Eduardo Galeano)


 susurros del viento
A veces, cuando estoy triste o cansada, me asomo al balcón, fijo la mirada en un punto e imagino la brisa sobre mi cara, hasta que mi imaginación la transforma en viento. Viento que mueva, desordene y alborote todo dentro de mi, dejando mi vida como una habitación bien aireada.
Ese viento, ese remolino de susurros sonoros  que tanto necesito para vivir, en quechua se llama Wayramuyu.

Y hoy no necesito imaginarlo porque es real.


“Whispering wind”, incluido en el disco “Play”  de Moby.
http://fc00.deviantart.net/fs51/f/2009/287/4/b/Free_Avatar__Flappy_Wings_1_by_FantasyStock.gif

16 comentarios :

Anónimo dijo...

Que bien susurras cariño, siempre tan especial. Para no tener prisa, como en tu casa en ningun sitio.
besos.
p

Justy Walker dijo...

Me encanta el viento en la cara... yo también tengo un sitio así donde contemplar el horizonte... en mi casa de toda la vida...

Besos

Ϩtεℓℓα dijo...

qué bonito :) no hay nada como sentir el viento en la cara para limpiar las sombras de nuestro interior...

un besote!

David dijo...

En la profundidad de nuestros ojos encontramos respuestas cuando nos sentimos arrastrados por nuestro propio viento... un viento parte imaginación, parte esencia.

Felicidades por tu blog...

hasta pronto...

un abrazo

Violeta dijo...

¿Pero de dónde sacas tú las fotos que pones aquí?, ayuda el negro de fondo que las resalta: todas me gustan.
Y las frases... aunque no he leído nada de Keats, y ahora además no es época de romanticismos, la verdad, y menos de éstos tan extremos...
Ah, pero a Galeano sí, EL LIBRO DE LOS ABRAZOS, qué bonito, está, separado del resto de mi biblioteca, en un estante para mis favoritos, junto a EL PRINCIPITO, y me has dado ganas de releerlo.
Un saludo

ExPuLsAdO PoR DiOs dijo...

Me encanta la Brisa me llena el alma y se lleva lejos la tristeza con el viento .. esa sensación siempre es acompañado con el cielo Azul nubes blancas y un Sol radiante es perfecto.

Saludos, por cierto bonito blog.

Helena dijo...

Yo hago lo mismo, en mi balcón o en un balcón de Madrid en las vistillas...mejora mi humor y limpia mi cabeza. Un beso niña flor.

may dijo...

.. se ve que no te guardas de los idus de otoño...jajaja... preciosas imagenes..letras encadenadas... como siempre...besos inmensos Fire.

Anónimo dijo...

Siempre opuestos......odio el viento, entre otras cosas porque me descoloca los cuatro pelos que me quedan y me provoca dolor en el oído izquierdo, algo crónico.......toda una joyita.
Vente a Tarifa con una pandorga

Gema dijo...

Viento: movimiento en masa del aire en la atmósfera... El aire es esencial para la vida (nitrógeno, oxígeno y argón)... Me fascina la sensación de libertad cuando un soplo de aire fresco se acerca a mi rostro, y limpia, por ejemplo, mi cansancio. Es como una inyección de energía...

Mafalda forever dijo...

Una de las maravillas que tiene ir a la playa es precisamente la brisa del mar...es increiblemente relajante, no tanto como una ventana, pero a falta de pan buenas son tortas.

Me admiro y aplaudo la delicadeza con la que describes los contenidos de tus spot.

¡Qué bonito Firenze! Tienes una sensibilidad especial. Buen día guapa.

mária dijo...

El viento es necesario y limpia...siempre limpia...
Besos

pluvisca dijo...

Siiii, es total dejar entrar el viento por todos nuestros poros.

La cancion es hermosisima

Besinos

elros Tuominen dijo...

wayramuyu, sí, no conocía la expresión, pero todos en un momento dado nos asomamos para abrirnos al viento, sentirlo de cara, o sentirlo de espalda, y cuando logramos hacerlo es como salir despedido con el viento, una sensación increíble, como un lavado del alma... :)

•• J a d e •• dijo...

¡Que bonito post Fire!

Ya extrañaba leerte!

Un fuerte abrazo! =D

Pepi dijo...

Me encanta que me de el aire en la cara, parece que me despeja las ideas. Pero ya sabes que me llevo muy mal con el viento, desde aquella noche de Reyes. Besitos.