martes, 15 de febrero de 2011

Medias Naranjas

Mi_media_naranja
Todos hemos oído hablar de las “medias naranjas”, pero muy pocos conocemos el origen de esta leyenda.
Para eso habrá que remontarse  a la mitología griega, y recordar que  Aristófanes contaba  que, en un principio, la raza humana era casi perfecta. Los seres eran esféricos como naranjas; tenían dos caras opuestas sobre una misma cabeza, cuatro brazos y cuatro piernas que utilizaban para desplazarse rodando. Estos seres podían ser de tres clases:  hombre + hombre,  mujer + mujer y   hombre + mujer.
Pero su vanidad les llevó a enfrentarse a los dioses creyéndose semejantes a ellos y  Zeus los castigó partiéndolos por la mitad con el rayo.
Ya repuestos, los seres andaban tristes buscando siempre a su otra mitad, y si alguna vez llegaban a encontrarse con ella, la enlazaban con sus brazos hasta dejarse morir de inanición.
Zeus, compadecido por la estirpe humana, ordenó a Hermes que les girase la cara hacia el mismo lado donde tenían el sexo: de este modo, cada vez que uno de estos seres encontrara a su otra mitad, de esa unión pudiera obtener placer y  pudieran tener descendencia.
Desde entonces los seres humanos nos vemos condenados a buscar entre nuestros semejantes a nuestra media naranja con la que unirnos en abrazos que nos hagan más "completos". 
Surrealista pero hermosa leyenda..¿no?

The weepies –Be my honeypie
media naranja
”No creo en esas tonterías de las medias naranjas. Como mucho, podría aceptarlo si pensamos que las naranjas no están cortadas por la mitad de un solo tajo, sino más bien, de forma caprichosa, llena de salientes y huecos, más parecida a una roca que al filo de la espada. Cada saliente es  un aspecto de nuestras fortalezas. Y cada hueco es uno de nuestros miedos, o de nuestros aspectos desvalidos, aquellas zonas en las que necesitamos que entren hasta el fondo de nuestro ser a rescatarnos.
En eso creo yo que consiste la complementariedad de  las personas. Encajar las fortalezas y debilidades de uno con las del otro. Y ni siquiera esto garantiza una unión perfecta. Además de los aspectos complementarios, es necesario que las dos mitades sean del mismo color, es decir, que vean la vida  de forma similar. Y también del mismo tamaño, de manera que ninguno de los dos predomine sobre el otro. No sé si alguna unión de dos mitades de una naranja ha conseguido una unión tan perfecta. Desde luego, no es mi caso”
Pintar urgentemente las ventanas de azul – Cristina Torrado

23 comentarios :

Helena dijo...

Yo hoy me siento ameba, mejor no comentar lo de las medias naranjas o las ensaladas de frutas. Aun asi reconozco que es una "romantica" metafora, que hay dias en los que me apeteceria creer...pero hoy no, hoy soy AMEBA.
Un besazo niña flor.

Isabela dijo...

Lograr complementarse con esa otra mitad es una tarea dificil que requiere paciencia , cariño y.........mucho tiempo ,estamos llenos de causalidades y de contradicciones ,pero asi somos , a veces no importa el empeño que pongamos ,esa union si está, ha de surgir como un milagro y entonces es maravilloso.
Un besote

David dijo...

Preciosa leyenda... no la conocía

Es bonito pensar que las cosas tienen un porque...

Felicidades de nuevo... que bien se esta aquí

Besos y hasta pronto

Enrique dijo...

Buenas.

Yo odio lo de las medias naranjas. Para mí una relación de pareja no debe ser de dos mitades que se unen para formar algo completo; sino de dos completos que se encuentran y deciden compartir su vida; vida formada por la pareja y por la vida de uno/a misma. Las medias naranjas lo que hacen es que nos perdamos a nosotros/as mismos/as.

Me gustaría que visitases este blog, donde se publicó una entrada que habla sobre cuál es mi modelo de pareja ideal.

http://tuorganosexual.blogspot.com/

Ahí lo explico mejor. :o)

Besos.

añil dijo...

En las relaciones humanas, la posibilidad de encajar como dos medias naranjas es difernte, creo yo, porque las naranjas o encajan o no, y si no son mitades de una misma pieza, es muy difícil. Pero las personas podemos ir limando asperezas y adaptando espacios cuando encontramos a alguien que hace lo mismo por tí.
En cualquier caso creo que la perfecta relación no existe, ni siquiera con uno mismo, todas tienen sus matices.

Un beso.

Hank Moody dijo...

Los griegos tan sabios como siempre. Me ha encantado leer esta historia.

Infielmente tuyo, Hank

Doña Bostezos dijo...

Amiga..que bella e interesante historia...sobre todo me ha dado pie para investigar algo..Es que ya en esa epoca hablaban del porque existian homosexuales..al decir que pondrian hombres con hombres y mujeres con mujeres..o sea que lo veian como algo normal en ese tiempo..
Habria que buscar cuando empezó a ser algo aberrante la relacion entre personas del mismo sexo..
Besos...que todo vaya marchando bien...
Mucha suerte, niña
Mirella

Dani dijo...

Qué hermosa leyenda.. Las personas que se aman, se encuentran. :)

Reysagrado dijo...

Completamente de acuerdo con la descripción final de una Media Naranja...

Es imposible que dos naranjas encajen perfectamente, pero sí que la suma de los dos sea mayor que la suma de las dos mitades por separado;).

lafuentedesed dijo...

Estoy contigo, yo creo que Zeus más que con un rayo nos partió a base de pedradas, y cuando por fin logró dividirnos estabamos tan destrozados que a simple vista no parece que encajemos ninguna mitad con ninguna otra.
Y hasta cuando vemos una posible probamos, y al principio dudamos, nos puede parecer que si, que nuestros maltrechas formas encajan, y luego es que no... o que si!

Genín dijo...

Es bonita la mitologia griega, pero es eso, mitologia, pero siempre viene bien para ilustrar lo que queremos decir, como en este caso de la media naranja, todos sabemos que es mucho mas que encajar dos mitades, muchas, lo hemos intentado, a lo largo de nuestra vida, sin conseguir la perfección, pero incluso, aunque permanezcamos juntos porque ya nos da pereza volver a separarnos, cuando la vida es razonablemente agradable en pareja, ya no seguimos buscando la perfección porque peinamos suficientes canas para saber, que no existe, y entonces nos conformamos y resignamos con lo que tenemos...
Besos y salud

Ϩtεℓℓα dijo...

me encanta! gracias por explicarnos de dónde viene la expresión. la utilizamos un montón de veces, pero sin saber a qué viene.

estos griegos siempre han tenido una bella explicación para todo ^^ esta leyenda me gusta porque además incluyen la homosexualidad en vez de marginarla y dar por supuesto que los hombres sólo pueden enamorarse de mujeres y viceversa.

besitos, dulce fire!
feliz semana!

Pepi dijo...

Otra leyenda que no había escuchado. Siempre soñamos con encontrar, no digo una media naranja, pero si, alguien con gustos parecidos, si a mí me gusta el cine, y mi pareja lo detesta, no creo que lo pasáramos muy bien, es un ejemplo tonto, pero más o menos, lo veo de esa forma, tampoco en todo vamos a pensar igual, creo que resultaría muy aburrido.Besitos.

María dijo...

Magnçifica recordando la mitología y magnífica en tus disquisiciones sobre la complementariedad.
Siempre es un placer dejarte que nos cuentes.
Un beso.

pluvisca dijo...

No se si existe la media naranja pero en lo que si creo es en el amor entre dos, en esa complicidad que hace a una persona única para nosotros entre miles y millones de seres...No creo que dure siempre, aunque me hubiera gustado que si...

buffff, me enrollé!!!

un abrazo grande

Susana dijo...

Me ha gustado mucho el post, pero niñaaaaaa, gracias por enseñarme este fantastico video, me lo guardo, me encantoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Deckard dijo...

Hola a todos soy el hermano de Firen, quería comentarle a Doña Bostezos en que punto se empezó a demonizar las relaciones homosexuales. En las culturas clásicas, griegos y romanos sobre todo, era algo normal mantener relaciones con personas del mismo sexo, el emperador Adriano estaba casado con una mujer pero todo todo el mundo sabía que su verdadero amor era Antinoo, cuando murió hizo construir una ciudad (Antiopolis) en Egipto en su memoria, esto era aceptado por su esposa y por toda la sociedad romana por que el matrimonio tenía un carácter político mas que otra cosa, eso no quita que el amor siempre ha existido y siempre la naturaleza del hombre ha tendido a la heterosexualidad y siempre será así, el momento histórico en el que se demonizó este tipo de relaciones es muy claro y fue con la caída del imperio romano y la toma de poder político y moral en la sociedad del cristianismo y sus complejos sexuales.

Minuet dijo...

Una buenísima entrada.
Gracias por esa leyenda mitológica y por compartir tu propia opinión..."las medias naranjas"... habría tanto que decir...

Bsos AMIGA...

Ŧirєηzє dijo...

Gracias por la aclaracion Pepinico
:-)

இலை Bohemia இலை dijo...

Curiosa leyenda...tantas veces que se dicen las cosas sin saber de donde vienen verdad...

Bueno, la cuestión es que si es media naranja, un cuarto o una entera que al menos de un zumo exquisito...

Bss

Tonet dijo...

Una vez me contaron otra versión, en la cual las naranjas deben ser "una naranja completa" y así, juntas, poder hacer un zumo riquísimo :)

Besitos Firenze


http://lunamentirosa.microarkhe.org

Gabiprog dijo...

Media naranjas no sé, pero que me encanta su jugo ya te digo!!!

:D


;-)

erMoya dijo...

Esta historia me recuerda a una canción que me encanta:
escuchar.

De hecho, diría que hablan de la misma leyenda ;)

Besos!