sábado, 17 de septiembre de 2011

Quitapenas


No sé si conocéis las muñequitas Quitapenas o worry doll. Son unas pequeñísimas muñequitas guatemaltecas que se suelen regalar con la intención de aliviar tus problemas.  Se coloca la muñequita debajo  de la almohada y al amanecer,  la muñeca se ha llevado tus preocupaciones.
 quitapenas
Mi abuelo no conocía esta lejana tradición, pero hace  mas de 20 años, bautizo como “la quitapenas” a mi hija. Y es que cuando llegaba a su casa, inundaba todo de alboroto y alegría con su lenguecita de trapo, sus canciones  y sus risas.
Mi abuelo era capaz de pasar horas contándole  cuentos y rascándole la espalda. Decía  que su “quitapenas”  lo rejuvenecía.

Han pasado los años, esa niña rubia a crecido, y se ha marchado a  estudiar fuera de casa. Se fue “mi quitapenas”. La principal causante de casi todas mis risas, mi compañera de fatigas.  La veré algunos fines de semana, pero sé que la echaré horriblemente de menos. No quiero que el Síndrome del Nido vacío acabe conmigo, pero desde ayer  la fiebre y una faringitis  no me dan tregua. Cuando has dedicado  toooooda tu existencia a tus hijos,  ellos son la columna vertebral que estructura tu hogar. Cuesta un mundo aprender a vivir sin ellos cerca.
quitapenasEn fin, cosas de la vida.  Habrá que quitarse las penas con otras cosas Guio
 

“Huellas que siempre me llevan a ti quitapenas…
como la dosis de vida fugaz que me distes a probar”

la niña que llora en tus fiestas
La oreja de Van Gogh estrena  álbum este mes de septiembre. Como adelanto su primer single “La niña que llora en tus fiestas”. ! Me encanta ¡

29 comentarios :

Alma Mateos Taborda dijo...

Son las cosas de la vida, que los hijos vayan en busca de un futuro, pero seguramente siempre será tu quitapenas y la disfrutarás a pleno cada vez que regrese a casa. Enternecedor post. Muy hermoso y tierno. Un abrazo.

Mar dijo...

No sabía de la existencia de muñecas quitapenas. Curiosas, ciertamente.

Me parece que vas a necesitar una de ellas para que te ayude a amortiguar la penilla que te deja tu hija con marcharse fuera a estudiar :)

Verás que a todo se acostumbra uno, aunque cuesta.

Bss.

Anónimo dijo...

Me alegro por Ana, tambien me alegro por tí. Tu cuidate mucho.
Me encata la historia que cuentas de tu abuelo,lo puedo hasta recordar,tranquilo, bonachon.
Y los niños nunca se van....que lo sepas, ya quisieras tu!!!!
Muchos besos reina.

pt

Sonia dijo...

Fi, puedo llamarte así, ¿no? Nuestros hijos no son nuestros, a pesar de que nos hace sufrir, tenemos que alegrarnos porque toman su destino en sus manos, están creciendo. Gran abrazo, amiga mía!

Tamara dijo...

Es por su bien el irse de casa, y aunque no lo creas, a las hijas también nos cuesta, deseamos estar siempre de vuelta.

Besos y mejórate.

escuchando palabras dijo...

No conocia esta historia de las muñecas ni la de tu hija, jej simpaticas y amorosas historias, y en cuenta a tu padecimiento de desapego solo te digo q es una etapa y hay q vivirla, pasara como todo, xq ella esta siendo feliz creciendo y pronto sentiras felicidad q este en otro lugar, besos

Magdalena Barreto dijo...

Me ha conmovido mucho este post. Qué bonito!!!Yo quiero una de esas muñequitas.jajaja.
Eso que te han comentado de que los hijos nunca se van de casa...es totalmente cierto. No soy madre, pero sí hija. Y te aseguro, que aunque tengo mi propia vida independiente de mis padres, mi propia casa y mis propios problemas...mi refugio para todo, sigue estando al lado de mis padres, son mi remanso de paz y mi mejor aliciente.
La echarás de menos, mucho...pero seguro que ella tanto o más a ti.
Un beso enorme.

Oréadas dijo...

:-) Quitapenas en mi casa también he escuchado ese calificativo alguna vez.
Aysss los hijos.
Besitos Fire

los pucheros de kasioles dijo...

¡Cómo te entiendo amiga! ¡Qué gran vacio dejan cuando se van!
Piensa que volverá, que la verás a menudo y que la tienes, esto es lo más importante.
Abrazos en el corazón.
Kasioles

Pepi dijo...

Desconocía lo de las muñecas quitapenas, vamos a encargar un saco lleno de ellas, je, je.
Que lindo lo de tu abuelo con tu hija. En cuanto a que Ana se haya ido a estudiar, es ley de vida, claro que cuesta, pero es su porvenir, y ella va a estar muy feliz, también te extrañará mucho, pero va a realizar su sueño, además ahora todo es más fácil, te conectas con la cámara y la ves cada día, cuando mi hija se fue, eso lo hacíamos cada noche, ya verás como poco a poco te haces a la idea, aparte, está cerca, cuando mi hija se fue, había mucha agua entre ella y yo, eso es mucho peor.
Me gusta mucho la canción, ya sabes que Leire me encanta.
Cuando estés más tranquila, me lo dices por correo y te llamo, a ver si me entero de el por qué no puedo cambiar la música, si los primeros días lo hacía.
Un besote cielo, cuídate mucho.

Genín dijo...

Pobrecita, que mal te tienes que sentir!
Y no voy a ser yo quien te diga todas esas cosas supuestamente consoladoras, no, solo piensa que la vida es así de cabrona, NO SOLAMENTE PARA TI !!!

Besitos y salud

~Anniel~ Greydays~ dijo...

no sienta que la fuerza la pierde, por que si su quitapenas hoy esta lejos es gracias a que ud le ha enseñado a como volar, a como sonreir y vivir, sientase saisfecha y orgullosa, quizás hoy sienta que no tiene que enseñarle, pero la experiencia de una mamá siempre es de ayuda, es un aire frio refrescante en momentos secos y dificiles y la voz que necesitamos que nos guien de vez en cuando, por que es cierto, uds no quieren que cometamos los mismos errores, pero debemos aprender a llevar los nuestros, pero siempre con una voz que nos empuje hacia el mejor camino.
:) hermosa entrada.

TriniReina dijo...

Sí, es muy duro, pero siempre vuelven. Saben donde se les espera los 365 días del año las 24 horas de cada día y con ansías.

Aquí se le llama "quitapenas" a un vinillo muy rico:)

Un fuerte abrazo

Ŧirєηzє dijo...

Que bonito lo que cdices Anniel...
es justo asi...
le he enseñado a volar..porque yo queria que volara...
la hice independiente, la hice libre, la hice como yo hubiera querido ser ....
lo bueno y lo malo que tiene...lo aprendio de mi...
los hijos son un reflejo nuestro...de nuestras enseñanzas...y tambien de nuestros problemas y nuestras vidas....



Quiero dejar claro que la echo de menos... pero estoy feliz ...
yo me cambiaria ahora mismo por ella...tiene la vida que yo desearia tener....

:-)

KLAU dijo...

Ay Fire es increibleeeeeeeee "Quitapenas" y "la niña...." Anita y Barbara, chequea tu mail interno y veras las terribles coincidencias en todo. Amiga, es exactamente como si habitaras mi Alma. Ya te enviare una foto de lo q aqui en Argentina es un "quitapenas" TE QUIERO UNA JARTA !!!!


mILES DE BESOS DE DESAYUNO, PARA LA FARINGITIS Y LA FIEBRE !!

tE ADORO MI rEINA

Klau

KLAU dijo...

Ohhh Flor (cancela este comentario si asi lo deseas) pero por favor enviame esas frases que no alcnzo a leerlas (toi mu malita de la vista juer) las que estan de cabecera del Blog, son maravillosas !! Me las prestas Reina ????

Las que brillan como fuego de FlashVortex.com venga vale

GRACIAS te queiro mucho mucho
KLAu

Bruma dijo...

yo te cantaría Los muñecos quitapenas de Tontxu ahora mismo! :)
Mucho ánimo con la separación de tu niña bonita, dejarla volar y que encuentre su propio camino para compartir con el tuyo.
Un abrazo enorme.

Lily dijo...

Te mando toda mi energía positiva, no estés triste, son cosas naturales . Yo también tuve quitapenas que me trajeron de Guatemala. Un besazo

sophiaprende dijo...

Un abrazo enorme, Firenze.

Nunca olvidaré la cara de dolor de mi madre cuando me marché de casa...
He vivido en distintos lugares, he querido y quiero a diferentes personas, pero mi madre..., es siempre como volver a casa.

Fuerza!!

Trini dijo...

Animo,que esta mas cerca de lo que crees...Es parte de ti.
Y aunque nos gustaria siempre tenerlos a nuestro lado para protegerlos,tenemos que pensar que nosotros a su edad tambien quisimos volar..
Un beso.

ShaO dijo...

Fire, los hijos podemos volar pero nunca olvidamos quien nos dio alas y mucho menos quien nos enseñó a usarlas. Un beso enorme para las dos : )

ShaO dijo...

ves lo q haces? que se me olvidó decirte que no conocía la historia de las muñequitas, que me encantó como la hilaste con tu propia historia y decirte que eres un solete... ainsss

Lunamara dijo...

Tampoco sabia de la procedencia de las muñecucas y ayer cuando lei el post me he comprado una bolsita con las seis por internet :) en fin..

Ella estara bien y tu corazon esta dentro de ella.

gracias fire por ser mi quitapenas.

tq

Anónimo dijo...

Sé que no te gustan los mensajes anónimos, así que primero me presento, Esther de Vitoria-Gasteiz.
Solo decirte que lo puedes decir más alto pero no más claro.
cuánto tiempo sin saber de Ana...y mi curiosidad me pregunta qué habrá elegido para estudiar...seguro que algo que se corresponde con su personalidad...sorpréndeme si no es mucho preguntar...
Saludos desde el Norte

Trapitos al Sol dijo...

Pensá en que criaste una mujer independiente, decidia, fuerte. Amorosa con su familia, a la que visita cada vez que puede. Ahí tenés tu quitapenas.

Aldabra dijo...

No sabes cómo te comprendo! Mi hija se ha ido la semana pasada a Barcelona (soy de A Coruña) y aunque el año pasado ya estuvo fuera de casa, no está llevando nada bien la gran ciudad y yo viéndola sufrir, sufro con ella.

Congo es mi quitapenas y también Ron, nuestro pequeño caniche.

biquiños,

p.d.: Si puedo me encantará ver la historia de Pilar y José.

JUANSI dijo...

Lindaaa... BEXO <3

Espero se le haya pasao la penita, menos mal no tengo hijos aun o tal ves me pasaría lo mismo. Pero bueno, es verdad... "cosas de la vida" :)

Martuchis dijo...

Si conocía lo de las muñequitas y me parece mágico, porque un detalle de esos siempre te hace sonreír.

Por otro lado, hay personas que tienen también esa capacidad de hacerte sonreír cuando estás más triste o lo necesitas.

En cierta forma tú eres una de ellas, porque con las cosas que escribes a veces uno entra a tu blog y además de toparse con algo mágico, se olvida de lo que agobia y eso ayuda a aligerar el alma y sentirse mejor.

P.D: ¡Me encanta La Oreja de Van Gogh!

Carlobito dijo...

De solo imaginar el día que mi hijo levante vuelo me estremezco.

Espero que estés mejor amiga.

Saludos.