martes, 13 de diciembre de 2011

… a los mayores

envejecer

Ya sabéis de mi fin de semana en tierras portuguesas, pero no os he hablado de  mis compañeros de viaje.
Acompañé a mis padres en un viaje  organizado para mayores, así que he viajado con un  autobús enterito de personas de la tercera edad.
Seria injusto  no decir que la experiencia ha sido muy enriquecedora, y que hemos tenido unos educadísimos y atentos compañeros, que tanto a mi hijo como a mi, nos han cubierto de atenciones y agasajos.

No solo nos han contagiado con su vitalidad y entusiasmo, si no que además nos han nutrido con una cantidad de anécdotas y vivencias que de vez en cuando alguno contaba  a través del micro del autobús. Como ese señor que nos narró cuando hace más de cincuenta años viajó por primera a vez a Portugal con un Land Rover y al llegar se sentía descoyuntados todos los huesos… jejeje.
Hasta han resultado  “divertidas” las películas del autobús en blanco y negro… todas rodadas  en la década de los cincuenta, y oírlos canturrear cánticos religiosos, pasodobles y el clásico “que Viva España” al traspasar de vuelta la frontera.

Pero lo mejor de todo, ha sido que he disfrutado de los privilegios de la tercera edad. El autobús tenia licencia para acercarse a los monumentos oficiales mas allá de lo permitido  normalmente, los dejaba y recogía en la misma puerta de los monumentos, y para mi, que  empujo  la silla de ruedas de mi hijo, ha sido  quizá el viaje mas cómodo y accesible que he hecho en toda mi vida.

No muestro ninguna fotografía del grupo, por respeto a personas anónimas que  no  tienen porqué ser expuesta en un medio público, pero estos días he aprendido mucho de todos ellos y  de lo que significa  hacer las cosas como si cada  segundo fuera el último.

Cierro este post con las palabras que  un portugués que escribió a muy avanzada edad:

“Siento como una pérdida irreparable, el atardecer de cada día” 

Ahora entiendo a qué se refería José Saramago con esta frase.

Death Cab for Cutie - Stay Young, Go Dancing (Ser joven, ir a bailar)

“Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece”
FRANZ KAFKA

hr-branch-adrian-pauly

11 comentarios :

GUSMAR SOSA dijo...

Buen post! Excelente blog, lo estaré visitando frecuentemente! Saludos!

Genín dijo...

Semos los mejores!
Lo poco que semos!
Por mucho que nos quede, lo poquito que es...
Me alegro mucho por vosotros que lo pasarais tan bien!
Besos y salud

pluvisca dijo...

Creo que la mayoría de edad aporta sabiduría, algo que en esta época del curto al cuerpo y a la juventud, hemos olvidado.

Entiendo y me alegro que lo pasaras bien con gente que aporta energia de la buena

Un abrazo guapa

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

fantástica entrada! sin palabras!!!
un poco de energía para el día de hoy!!!

http://www.youtube.com/watch?v=WumSB0vZ5l8


BESOS!

Alejandro Kreiner dijo...

Lo importante de esta vida es disfrutar del camino, los últimos tramos no son los más fáciles.

Saludos.

Rosa de los Santos dijo...

Me alegro , por ti , firenz , de cuando en cuando , una escapadita de la rutina , con gente encantadora , nos pone las pilas, la fe en los demás , y también la ilusión de una nueva escapada- Feliz regreso a casa, para ti y toda la familia !!! besos

Pepi dijo...

Que lindo post Flor, me encantó, no en vano crecí rodeada de gente mayor. Me alegro de las comodidades que disfrutaste tu hijo y tú en ese viaje. ¿Sabes? yo no soy muy viajera, pero me da que cuando tenga la edad me apuntaré a viajes de esos, sobre todo a los que hacen en plan cultural, me han hablado muy bien del de Granada, a ver si hacen uno a Jaén, je, je.
De las cuatro frases, la que más me gusta es la de Kafka, la comparto totalmente, me da que yo envejezco por fuera, pero por dentro no, sigo viendo belleza por todas partes, ayer mientras caminaba con mi amiga, en un día muy gris, me maravilló una bandada de palomas, las cuales al girar su vuelo se quedaban como si fueran de plata, fue algo precioso, me hubiese gustado tener una buena cámara para poder captar ese instante.
La de mi admirado Saramago es triste, aunque real, pero ahora mismo prefiero quedarme con disfrutar de lo bello que nos ofrece la vida, aunque sean pequeños instantes. Besitos.

Aldabra dijo...

Me gusta que recalques lo "atentos" que son los mayores porque es verdad en la mayoria de los casos se cumple.

Y a vosotros os vino genial lo que cuentas de la cercanía del bus a los monumonetos y a los sitios que visitásteis.

Me alegra que disfrutaras de un agradable viaje.

Portugal es encantador, a mí siempre me gusta ir.

biquiños,

añil dijo...

Me parece una experiencia especialmente hermosa.
Nuestros mayores saben divertirse y contagiarlo, son respetuosos y comparten lo que tienen. Puede que el haber vivido tiempos de escasez les haya limitado las necesidades materiales y se vuelcan en las emocionales.
Felicidades por la vivencia.

Un beso

ShaO dijo...

muchas veces lo bonito del viaje no es el viaje en sí sino la compañía y no lo digo solo en sentido literal ; ) no sabes lo que me alegro que lo disfrutaseis a lo grande.
Una maleta de besotes : )

JUANSI MAPU dijo...

Imagino que toda esa riqueza adquirida de algún modo no claro, se traspasa a una vida posterior en la que una nueva persona (tal ves ellos mismos) gozará desde temprano de la madurez adquirida para solucionar algunas problemáticas fundamentales que debieron afrontar en la vida anterior. Bueno, eso me imagino :P