miércoles, 18 de enero de 2012

Conservación de los recuerdos

por Julio Cortázar

  famas y cronocopios 

“Los Famas para conservar sus recuerdos proceden a embalsamarlos en la siguiente forma: Luego de fijado el recuerdo con pelos y señales, lo envuelven de pies a cabeza en una sábana negra y lo colocan parado contra la pared de la sala, con un cartelito que dice: «Excursión a Quilmes», o: «Frank Sinatra».

    Los Cronopios, en cambio, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: «No vayas a lastimarte», y también: «Cuidado con los escalones.»

Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay una gran bulla y puertas que golpean. Los vecinos se quejan siempre de los cronopios, y los famas mueven la cabeza comprensivamente y van a ver si las etiquetas están todas
en su sitio”.

Historias de cronopios y de famas_Julio Cortazar

Historias de cronopios y de famas” es una obra surrealista del escritor argentino Julio Cortázar publicada en 1962.  Se caracteriza esencialmente por ser escrita a base de fragmentos y cuentos cortos,  con un surrealismo que pone a prueba nuestra imaginación.
Otro de esos clásicos que te hacen entender porque son eso precisamente… clásicos. Este además,   hace que nos preguntemos como gestionamos nosotros nuestros recuerdos ¿Somos cronocopios o famas?
Mmmmm. Esperad que piense. Si, me parece que soy un poco fama, una fama que  desearía ser cronocopio… ¿Y tú?

 

Nena Daconte  nos presenta el video de su ultimo single  “El Halcón Que Vive En Mi Cabeza”, tema incluido en el álbum “Una mosca en el cristal”.

nena daconte-el halcon que vive en mi cabeza

13 comentarios :

jirafita dijo...

hola de nuevo...

Cortázar se apoderó de mi alma hace ya diez años (que fue cuando lo descubrí). ni te imaginas como viví Rayuela... vivír y leer era lo mismo... yo tambien tenia un mago...

me has sorprendido una vez más...

felices sueños!!!

Genín dijo...

Me has traído un montón de recuerdos con los "cronopios" yo utilizaba esta palabra para inventarme cientos para contarles a mis hijas que me miraban con la boca abierta...jajaja
Luego no los podía recordar para volvérselos a contar cuando me lo pedían, así que era mas facial inventar uno nievo cada vez...jajaja
Besos y salud

TriniReina dijo...

Coincido contigo. Fama codiciando ser Cronopio:):)

Besos

Anabel dijo...

Yo me considero un cronopio pero siempre cuidando y valorando mis recuerdos.

Parace interesante el libro!

Tamara dijo...

Pues me gustaría más ser cronoscopio, pero es que tampoco llego a fama jejejeje.

Seré un poco de ambas entonces.

Un besazo.

Sostrato de Cnido dijo...

Hace falta la reflexión completa de ida y vuelta para darse cuenta que todos somos cronopios y famas a la vez. Pero en el mundo inconformista en el que vivimos, si nos vemos como famas querremos ser cronopios y viceversa

Nada que objetar, estar parado y no querer ser otra cosa es estar muerto

Un abrazo a todos

iris dijo...

Yo hace tiempo que me dí cuenta que era Cronopio y que tenía que aceptarlo, aunque los Famas me quisieran cambiar. Gracias por recordarme este libro que me leyó un amigo hace tiempo ... sin que yo lo comprendiera del todo,besos guapa.

pluvisca dijo...

Cortazar...empecé a leerlo de jovencita, luego lo abandoné,,,y de adulta volví a él. Es único

Creoq ue yo soy más cronocopio, si decididamente si..aunque alguna pincelada de fama cae alguna vez...

Me encanta Nena Daconte

Un abrazo

Pepi dijo...

Mira que leo, ¿puedes creer que no haya leído nada de Cortäzar? bueno si una jintajafora para hacer un trabajo en el taller literario, tengo que comprar un libro de él, y este me ha llamado la atención, me gusta cuidar mis recuerdos, pero a la vez les dejo la libertad de que aparezcan cuando ellos quiera, creo que me gustan más los cronopios, je, je. Besitos.

La Gata Coqueta dijo...



Cuando mires las estrellas
acuérdate de mi
porque en cada una de ellas
he dejado un abrazo para ti.

Pasa un feliz fin de semana
y serás protagonista
de un millón de sonrisas.

María del Carmen


Pepi dijo...

Florrrrrrr, estoy leyendo en la Wikipedia sobre Historias de Cronopios y de Fama, me he llevado una alegría enorme soy una Cronopio, según allí los define, soy soñadora y me fijo en cosas sencillas, aparte me puedo emocionar con un abrazo, esta tarde si me animo me voy en busca del libro, no sabes la ilusión que me ha hecho, aparte está lleno de metáforas, hipérboles y comparaciones, todo eso me interesa para el taller de escritura, y naturalmente todo gracias a mi querida Florecilla que me presentó a los Cronopias, je, je. Besitos.

ShaO dijo...

yo soy cronopia sin remedio alguno ¬¬
es uno de los libros que siempre me fascinaron de cortázar porque es un desafío a la imaginación, un verdadero gustazo.
No está mal lo nuevo de nena, no señor...

Nania dijo...

Yo creo que todos tenemos un poco de fama y otro de cronopio. La fama es lo que mostramos, lo que nos gusta pensar que siempre somos, pero a veces, cuando es de noche, en lo profundo de la oscuridad el cronopio nos sonríe para recordarnos que sigue ahí, que está en nosotros y nunca se irá, así de simples y complejos somos...me ha gustado el post ;)