martes, 6 de marzo de 2012

La codicia humana

codicia
¡La codicia humana! No podemos dejar de desear, y ello nos magnifica y nos mata.
¡El deseo! Nos empuja y nos crucifica, llevándonos cada día al campo de batalla donde, la víspera, fuimos derrotados, pero que, al alba, de nuevo se nos antoja terreno de conquistas; nos hace construir, aunque hayamos de morir mañana, imperios abocados a convertirse en polvo, como si el conocimiento que de su caída próxima tenemos, no alterara en nada la sed de edificarlos ahora;
nos insufla el recurso de seguir queriendo lo que no podemos poseer y, al llegar la aurora, nos arroja sobre la hierba cubierta de cadáveres, proporcionándonos hasta la hora de nuestra muerte proyectos al instante cumplidos y que al instante se renuevan.
Pero es tan extenuante desear sin tregua...
Pronto aspiramos a un placer sin búsqueda, soñamos con un estado feliz que no tendría comienzo ni final y en el que la belleza ya no sería fin ni proyecto, sino que devendría la evidencia misma de nuestra naturaleza.
¿Somos acaso civilizaciones tan carcomidas por el vacío que sólo vivimos en la angustia de la carencia?
La elegancia del erizo – Muriel  Barbery


Musicalizo este excelente fragmento de una escritora francesa, con  una maravillosa canción de Zaz,  artista revelación del actual panorama musical francés.
Al contrario de lo que el video pudiera parecer, no estamos viendo una banda  callejera, sino a tres excelentes músicos que despliegan todo su arte  en medio de la calle, con esa sencillez que solo los grandes poseen. Y si el escenario elegido es Montmartre, sale una maravilla como esta.
Zaz “Je veux” video oficial.
zaz je veux

12 comentarios :

pluvisca dijo...

Hay este libro!!! creo que lo he subrayado tanto como el de Becerra.

Este fragmento lo ecuerdo muy bien sobre todo elq ue has puesto en la imgen, creo que hace un tiempo lo puse en el mio.

¿Sabes?, cada vez creo mas que es asi, que vivimos en esa carencia y dejamos que las cosas se nos vayan de las manos...

La canción me gusta mucho es que el frances me encanta en canción.

Besinos guapa

El ojo que todo lo lee dijo...

Conozco a zaz desde hace poco tiempo pero me encanta! ésta y eblouíe par la nuit son mis favoritas!
La elegancia del erizo está entre mis libros pendientes por leer!

Gabriela dijo...

Recuerdo que cuando leí ese libro necesité regalárselo a las personas sensibles de alma que me rodeaban. Es bellísimo.
Y a esta banda no la conocía pero MI DIOS, que buenos que son y que hermoso temas!!!!
Gracias Totales por este blog que abre la cabeza, eleva el espíritu y me deja saber que hay almas sensibles por el mundo...

Genín dijo...

Yo debo de ser rarito, lo de la codicia, no me va, es mas, la desprecio...
Besos y salud

H A R R Y G O A Z dijo...

Have a SUPER week!

Tamara dijo...

Yo me uno, quiero el amor, la alegría, el buen humor... ¿Para que quiero todo lo demás?

En este mundo en que lo material es tan importante, la gente y me uno, nos olvidamos de lo que realmente nos hace estar vivos.

Un besazo, bonita entrada y no conocía al grupo.

Ŧirєηzє dijo...

Genin...tu y yo nos parecemos bastante... cada dia me doy ams cuenta...(y me siento orgullosa por ello).....
Creo que todos en cierta medida codiciamos ciertas cosas en la vida...
estabilidad economica, felicidad... no solo el lujo es codicioso...

Precisamente ayer en la optica... el dependiente intentaba convencerme de la "calidad" de las monturas que me mostraba... remarcando las marcas alas que pertenecian:
" esta es de Versace, y estas otras de Dolce & GAvanna. Esta de Prada y esta de Gucci"...

Lo que el pobre optico no imaginaba..es que cada vez que yo veia el logotipo de alguna marca en la patilla de la montura...apartaba la gafa...
Odio "las marcas"..pagar más...por lucir marcas...
no sé... es algo superior ami...me molesta... y si no tengo mas remedio que llevarlas...prefiero que la marca no se vea...

De hecho elegi unas muy bonitas... sin marca conocida... 3 veces mas baratas....

Como te decia... tu y yo nos parecemos Genin....
:-)

MANOLO CARMONA dijo...

Ojalá fuese tan sencillo y fácil apartar esa codicia que todxs en mayor o menor medida poseemos. Pero desgraciadamente, todos tenemos nuestras manías y la educación que hemos recibido nos hace desear más y en raras ocasiones conformarnos con lo que tenemos.

En cuanto a la voz de zaz, me tiene enamoradito desde hace unos meses que la descubrí... sin duda la nueva Edith Piaf del siglo XXI.

Gracias por hacernos reflexionar.

Santa dijo...

Ay! el mundo de las marcas...

...Y las compras.
¿Para qué necesito esto?
¿Cómo va ha influir en el mundo esta compra?
Porque si cambiamos la forma de comprar, cambiaremos el mundo.

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Gran musciaza con una estupenda reflexión!! chapó! :)
¿Somos marionetas de nuestra vida? ;)

ShaO dijo...

no está la codicia entre mis pecados, lo cual no quiere decir que no tenga más y variados jajajaja eso sí más baratos también. El libro me encantó, la música ni te cuento (no la conocía) y París, a la ida o a la vuelta de NY? jajajaja
Un basier ma cherie : )

Anónimo dijo...

A veces me da miedo (y lo digo en el bien sentido...)la capacidad que tienes de sincronizar tu con mis ideas y mis gustoa...y aun mas cuando coincidimos en fecha y hora!! :O muchas graciaaaaaaaaaaaas!!!!!!
muaks
NAMEKA!!
p.d. te "robo" la frase...a zaz ya tuve el placer de conocerla en Paris y me enamoré a la primera!!! XD