jueves, 19 de julio de 2012

Reflexión de Unamuno

piernas

"Cuando le veo la pierna a mi mujer no siento nada,
pero si a ella le duele la pierna… a mí me duele la mía"

D. Miguel de Unamuno, hizo estas declaraciones en una entrevista que se  le  realizó a muy avanzada edad, al ser preguntado sobre el amor.
Y tenia razón el célebre escritor, porque el amor también es eso, un sentimiento por encima de la atracción física o la admiración. El cariño también depende del trato cotidiano, aunque sea precisamente esto lo que agota la pasión.
Lo cierto es que al amor es un sentimiento tan extenso,  que engloba otros muchos; cariño, ternura, amistad, empatía, caridad, bondad, etc.
Pero… ¿Hemos de seguir llamándole amor?

firma

Antonio Carmona  nos ofrece esta versión del tema “Y Sin Embargo” del maestro Joaquín Sabina. Se acaba de lanzar  “De purísima y oro”, un  álbum donde el mundo del flamenco homenaje al popular cantautor.

de-purisima-y-oro_1

11 comentarios :

Toni Barnils dijo...

Acaso importa el nombre? Sentirlo y vivirlo compartido es lo que realmente vale.

mi abrazo

Curu dijo...

¿Y hay algo más grande que sentir en carne propia lo que le ocurre al otro?
Preciosa reflexión.

Julia dijo...

Ese es el tipo de amor que va más allá de lo común, es el amor en mayuscúlas. Me gustó leerte. Saludos

Garriga dijo...

y a quien le importa como cuernos se llame lo que uno siente. Solo a los ponedores de nombres de las cosas. Palabras. Palabras y palabras.

Jorge Donato dijo...

Creo que Unamuno refleja en esta frase la esencia de la unión entre dos personas. Pues no hay mayor sentimiento que el de querer acaparar el dolor ajeno para mitigarlo uno mismo.
Un abrazo.

Luna dijo...

Hermosa frase de Unamuno, voy a compartirla.
El amor... tan poquitas letras que engloban tanto.

40añera dijo...

Lo bueno del amor es que evoluciona y el que puede vivir todas y cada una de sus etapas es afortunado, lo malo es que todos queremos quedarnos en la fase pasional con mariposas en el estómago. El nombre en si no importa

Besotes compi asténica

Yeka dijo...

Tal vez en esencia no importe como le llamemos, sin embargo, las personas necesitamos en algún punto denominar las cosas, para entenderlas, para compartirlas y que nos entiendan también.
Y si, como sea, se le tendría que seguir llamando amor y como todo amor, algunos son más intensos, otros más calmos, otros nos alivian, nos "salvan", nos sostienen, nos gustan, nos motivan, nos despierta...esto del amor es tan amplio. Un abrazo.

Humberto Dib dijo...

Hola, querida amiga, vengo después de mucho tiempo y me encuentro con una frase excelente de Unamuno.
Me encantó.
Te dejo un beso.
HD

Aldabra dijo...

¿sbes?, desde hace ya bastante tiempo yo practico algo: "No etiquetar, nada ni a nadie", así es todo más fácil.

te amo, no lo sé, lo que sé es que estoy bien contigo, me haces bien, me haces reir, me complemento contigo... ¿para qué un nombre que lo englobe todo cuándo podemos extendernos en matices infinitos?

biquiños,

paolav dijo...

¡Qué bella y sim ple entrada Fire. Creo que Unamuno tenía razón y si, creo que eso es el amor, que no siempre es igual, pero si nos sucede que nos alegramos y nos dolemos con lo que le pasa al otro, debe ser amor.