martes, 26 de febrero de 2013

El Cambio

cambio
                                                        "Debes convertirte en el cambio que deseas ver en el mundo" Ghandi

“En el ser humano existen principalmente dos etapas clave en su desarrollo; una es alrededor de los veinticinco y la otra en torno a los cuarenta años. El ecuador suele estar en torno a los cuarenta, cuarenta y cinco años, es un momento en el que, unos más conscientes que otros, paras y vas poniendo en orden tu vida, organizando el futuro, pasas revista muy exhaustivamente a tu pasado, presente y futuro. Es la edad en la que te preguntas muy seriamente ¿qué es lo más importante, lo que hice ayer, lo que estoy haciendo hoy o lo que haré mañana? “

El regalo más grande eres Tú – José Muñoz Fernández

Churchill - Change

churchill change

7 comentarios :

Sonia dijo...

Si somos capaces de aprovechar la experiencia del pasado, los hechos del presente para proyectar el futuro, será la construcción de un camino coherente.
Esta propuesta de mi vida, ya realizar, no lo sé.
Abrazos.
Sonia

Rosa Mª O.G (Rosasinmás) dijo...

Me encantó esta entrada. Pienso que siempre tengamos la edad que tengamos hemos de estar abiertos y dispuestos al cambio.
Un beso.

Genín dijo...

¿Se me acabó el desarrollo?
Ya no me quedan etapas...:(
Majo el video ¿Verdad?
Besos y salud

sabores compartidos dijo...

Bueno quizá la experiencia del pasado te pueda poner las cosas un poco más faciles a la hora de plantearte un futuro
unos besotesssssssssssssssssssssssssssssss

escuchando palabras dijo...

el transitar los distintos tiempos nos va mostrando algo de otros caminos para mañana, gracias por compartir esta reflexiva entrada, beso

pluvisca dijo...

Si, los 40 son una frontera para madurar...o no depende de los miedos de cada uno...aunque tambien viene otra...el final de los 50...y esA de vértigo

Me gusta la canción

Besos

Marina dijo...

Dicen que a partir de los cuarenta, uno es lo que quiere ser, ya no hay muletas para apoyarse, pero se camina más erguido,
Como siempre me haces reflexionar y me sacas una sonrisa, gracias. Un abrazo