viernes, 15 de febrero de 2013

La Soga

la soga

La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña. Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes. Subiendo por un acantilado, a sólo 100 metros de la cima,  un  alpinista resbaló y se desplomó por los aires... caía a una velocidad vertiginosa. Sólo se podía ver veloces manchas más oscuras que pasaban en la misma oscuridad y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad.
Seguía cayendo... y en esos angustiantes momentos le pasaron por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos de la vida. El pensaba que iba a morir; sin embargo, de repente sintió un tirón muy fuerte que casi lo parte en dos... Sí, como todo alpinista experimentado, había clavado estacas de seguridad con candados a una larguísima soga que lo amarraba de la cintura.
En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedó más que gritar:
-"Ayúdame, Dios mío..."
De repente, una voz grave y profunda de los cielos le contestó:
-"¿Qué quieres que haga?"
-"Sálvame, Dios mío."
-"Entonces corta la cuerda que te sostiene..."
Hubo un momento de silencio y quietud. El hombre se aferró más a la cuerda y reflexionó.
Cuenta el equipo de rescate que al otro día encontraron colgado a un alpinista congelado, muerto, agarrado con fuerza, con las manos a una cuerda... a dos metros del suelo...

...Y tú, ¿qué tan confiado/aferrado estás de tu cuerda? ¿Por qué no la sueltas?
En nuestras vidas comunes y cotidianas, tenemos sogas que nos sujetan; éstas pueden significar el triunfo o el fracaso, y la libertad de elegir si la cortamos o no es sólo nuestra. Para decidir tienes que ver más allá de lo evidente. Amplía tus horizontes.

Visto en el blog de Tamara

Tom Waits - "Hell Broke Luce"

Tom Waits - Hell Broke Luce

9 comentarios :

mjesus dijo...

Impresionante con una lectura interesante, mas en lostiempos quevivios, es cierto hay q7uecortar la cuerda. te dejo el camino a nis cosas. http://mjralonso.blogspot.com
un beso

aris dijo...

A veces no tenemos la fuerza necesaria para elegir bien... Muy buena entrada
La música como siempre .. divina .. Gracias

Un cálido abrazo

Genín dijo...

Ojalá tengamos la oportunidad y la inspiración de cortar nuestra particular cuerda...
Besos y salud

Marina dijo...

Me gusta, me hizo pensar, a veces lo sencillo esta tan claro que nos ciega y seguimos con ese lastre o agarrados a las brasas. Un placer siempre mis visitas a tu casa. feliz fin de semana

pluvisca dijo...

Durante muchos años he cortado la cuerda, siempre nos shace sentir bien arriesgarnos, porque la mayoría de veces, es mucho más fácil de lo que creíamos...

La foto es impresionante

besos

Jordicine dijo...

No siempre es fácil elegir la mejor opción. Me ha gustado. Un beso, FIRENZE.

Ŧirєηzє dijo...

...y no siempre la elegimo s jordi....

Mendez Ginez Mariela dijo...

Me parece sabio lo que esta escrito y la moraleja es de lo mas impresionante, sin duda muchas veces las personas por el miedo se aferrar a su zona de confort y deciden estar ahi aveces a costa no quiza de una muerte corporal, pero supongo que si de una muerte espiritual.
Muy buen texto señora.

Mendez Ginez Mariela dijo...

Es verdad, nunca es fácil decidir cual es la mejor opción, pero para encontrar
la felicidad propia, es necesario ser arriesgado y salir de la zona de confort en la que estamos.