viernes, 8 de marzo de 2013

La Ley de la Silla

Día Internacional de la Mujer Trabajadoraley de la silla

Como sabéis, hoy  8 de marzo se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Con este motivo  me apetecía hablaros de la “Ley de la Silla”, que fue promulgada hace más de cien años, gracias al tesón de la madrileña María de Echarri. Periodista, escritora y política que puso su persona y su pluma al servicio de la gente obrera, en especial de la mujer obrera.
Uno de sus logros, para humanizar el sufrido y discriminado el trabajo de la mujer, fue la ley de la silla por la que los empresarios debían proporcionar una silla a todas las mujeres que trabajan en la industria o el comercio para que pudiesen sentarse a descansar. El problema es que tras este reconocimiento de una legislación laboral específica para la mujer, subyace un reconocimiento de la debilidad de la mujer. Esta ley se basaba en un estudio del Instituto de Reformas Sociales en el que se detallaba que trabajar muchas horas seguidas de pie podía producir deformaciones en la pelvis y, con ello, problemas en su capacidad reproductora.

¿Que os parece? Cuando se empiezan a dictar leyes  que protegen a las  mujeres, se basan en garantizar nuestra condición de procreadoras. Pero tranquilas, no os enfadéis todavía, porque pese a todo, esta ley mejoró en cierto modo el  trabajo de cientos de mujeres, llegando incluso a elaborarse una lista de industrias y comercios que NO obligaban a trabajar hasta más tarde de las 20 horas, y que además, permitía sentarse a sus empleadas mientras no tuviesen trabajo que las obligase a estar de pie. Al resto… boicot a sus productos.

Supe de esta curiosa e histórica ley, leyendo el libro “Tiempo de Arena” de Inma Chacón, una historia fantástica ambientada  en esos duros años donde se  comenzaba a gestar  el movimiento feminista.

 inma chacón timepo de arena

 

Quería acabar “internacionalizando” este post, compartiendo con vosotros un bonito video de la cantante mexicana Lila Downs, donde rinde tributo a las recolectoras y moledoras de maíz.
"Era importante para mí hacer un tributo a las mujeres de mi país que muelen maíz y lo celebran como un milagro. A mí me ha inspirado mucho para poder seguir caminando y cantando." Lila Downs

lila downs pecados y milagros

6 comentarios :

Genín dijo...

Sin duda es diferente...
Besos y salud

Sonia dijo...

Não quero pensar que por detrás de toda lei ou homenagem às mulheres exista uma segunda intenção mas que muitas vezes isto ocorre não tenho a menor dúvida. De qualquer forma, existem pelo mundo a fora milhões de mulheres que debaixo de más condições são exemplos de força, garra e determinação. Para estas principalmente as homenagens são mais que merecidas.
Abraço!
Sonia

Campanilla dijo...

Muy interesante tu post, no conocía "La ley de la silla"... Afortunadamente pasito a pasito vamos haciendo historia, a pesar de todos los desmanes que se han cometido y cometen con nosotras. Saludos alados.

Yeka dijo...

feliz día Firenze!
y como siempre interesante todo lo que comentas. muy lindo video. Abrazo!

Charo dijo...

¡ Feliz Día de la Mujer , Firense ! no conocía la ley de la Silla , menos mal que poco a poco las mujeres vamos avanzando aunque aún queda mucho camino que recorrer . Creo que no debería existir el " Día de..." en este caso , de la Mujer . El Día de la Mujer, el día del amor, el Día del Libro... esos Días deberían ser todos los días del año pero a nuestra sociedad de consumo le conviene más que sea así , ya sabemos por qué. Un beso

pluvisca dijo...

No conocia esta ley, pero Firenze, el ser humano solo hace que utilizarse..ya se, creeras que soy una escéptica, pero es asi, les interesaba hacer esa ley para no porder dinero, seguro...

Estoy tan decepcionada del ser humano amiga mía, que ya apenas creo en el altruismo...no digo que no haya gente buena, pero muy ,. muy escasa...miremos sino a nuestro alrededor...

Cierto, las mujeres conseguimos muchas cosas, pero me pregunto si solo fué una concesión...

No me tomes mucho en consideraciópn hoy, hace dias que no entro, estuve fuera...y llevo una época bastante esceptica con todo...

Un abrazo guapa