martes, 8 de octubre de 2013

Calumnia… que algo queda

calumnia

“La calumnia tiene eso: el que la dispara cree que desdiciéndose ya se lava el efecto, como quien quita una mancha. No se borra la maledicencia, persiste, es un soplo de aire pútrido cuyo olor engaña. Y somos muy dados todos a contribuir a la mancha de la sospecha. Caemos en esa misma tentación, suspiramos un rumor, le damos forma, lo cuchicheamos al oído del otro, permitimos con gusto que circule y así se va montando el carnaval de la burla hasta que alguien lo convierte en una piedra y lo arroja para hacer daño. El daño luego se aloja en la víctima y la caterva provecta de los que lo han alentado se queda mirando para otro sitio, yo no he sido, yo me lavo las manos.

Hay víctimas de la calumnia que han arrastrado y arrastran el perjuicio como parte del alma y, por tanto, como parte de su cara. Él, me dicen, tenía arrestos, lo fue superando, pero adentro estaba esa mezcla tremenda de la perplejidad y el susto: ¿por qué a mí, quién me eligió para ser derrotado? La calumnia tiene esa aspiración: destrozar a la persona contra la que va. No es cierto que el tiempo lo cure todo; el tiempo cura a los otros, porque existe el olvido. Nos olvidamos de los que han sufrido la calumnia, pero la calumnia ya hizo su efecto. A la víctima le es imposible el olvido” (Juan Cruz Ruiz)

Un falso testimonio  puede resultar tan dañino incluso más que una agresión física.  Somos muy dados a levantar falsos testimonios, , y ha hacer crecer  cada vez más una habladuría, hasta que  la sociedad la toma como un hecho consumado y contrastado.
Porque conozco  el grado de distorsión que puede alcanza los acontecimientos cuando corren de boca en boca, tengo una filosofía de vida muy clara, “De lo que te cuenten no creas nada, y de lo que veas, la mitad”.

the-hunt-cartel-2

Premio a la Mejor Interpretación Masculina del festival de cine de Cannes 2012, Mads Mikkelsen interpreta a un profesor injustamente acusado de abusos sexuales por parte de una de sus alumnas. Excelente esta película holandesa que nos muestras cuan difícil es borrar el peso de una mentira. Aquí os dejo una muestra de la banda sonora.

6 comentarios :

FG dijo...

Tiene muy buena pinta, lo cierto es que no la he visto pero por lo que nos dejas en tu post, intentaré hacerlo.

Qué malo es ser el centro de una calumnia basada en una mentira cruel, y es que eso sucede en la vida real más a menudo de lo que puede una imaginarse.

Besos!

KLAU dijo...

La pudiste ver? Es esta haciendo de Hannibal Lecter en una serie. El actor es sublime, hace tieeeempo te la recomende, me alegro q te haya gustado Hermana !!

Todo el Amor
SIEMPRE
KLAU

Genín dijo...

Es una cobardía despreciable... :(
Besos y salud

moderato_Dos_josef dijo...

Está película la vi mucho antes de que llegara a las pantallas del cine. Es un peliculón!!!

LLC dijo...

Por desgracia la mediocridad impera en el mundo.

Sangón dijo...

Se pueden decir muchas mentiras, pero solo existe una verdad. Teniendo en cuenta eso, las opiniones sobre la verdad tienen la validez que le queramos dar, sólo son eso, opiniones.
La calumnia (la mentira), siempre se ampara en la masa de gente, en aquellos que no piensan y se mueven con la multitud manejados por los intereses de cada momento.
Los que participan en la calumnia se sienten amparados por el grupo, pero tienen bastante castigo con haberse convertido en borregos a merced del pastor.