jueves, 6 de marzo de 2014

Cerca de las vías

cerca_de_las_vias

Pasé la primera parte de mi vida viviendo cerca de las vías del tren. Justamente mi casa estaba al lado de la estación de Renfe. Jugamos entre las vías, y nuestros escondites favoritos eran las salas de las estación. Crecí  viviendo entre el trasiego de personas que iban y venían, lagrimas de pena por los que se van, otras de alegría por os que llegan.
Por eso, como muy bien dice la canción de Fito y Fitipaldis:
“He vivido cerca de las vías y por eso sé,
Que la tristeza y la alegría viajan en el mismo tren”

Os dejo un video de este tema, perteneciente a su ultimo álbum grabado en directo desde el teatro Arriaga.

“Hay días que parece
que nunca se va a apagar el sol,
y otros son más tristes
que una despedida en la estación.
es igual que nuestra vida
que cuando todo va bien...
un día tuerces una esquina
y te tuerces tu también.(…)

Yo he crecido cerca de las vías
y por eso sé,
que la tristeza y la alegría,
viajan en el mismo tren…”

Cerca de las vías – Fito y Fitipaldis

fitoyfitipaldi teatro arriaga

7 comentarios :

Teresa Palmer dijo...

Como me gustan los trenes y Fito!!!

Voy muy muy liada, pero te leo

Un abrazo

Genín dijo...

Este tio es incombustible, tiene cosas buenas...
No me gustaría vivir cerca de una estación, debe de haber mucho jaleo y ruido...
Desde que vivo en el campo me molestan mucho los ruidos, incluso las entradas de la tele, la radio, los ruidos de las cuñas, parece que si no gritan y hacen bien de bulla, la cuña no es buena... :(
Besos y salud

Cuto dijo...

En mis tiempos el tren era la manera de viajar... y el viaje de ida era de alegría siempre... pero el de vuelta... era otra cosa... supongo que efectivamente de todo había en el tren... e incluso llegué a dormir en frias estaciones... el romanticismo del tren es como la vida misma...

Besos Flor...

Sergio dijo...

He viajado una sola vez en tren, de muy chiquillo, pero fue una experiencia maravillosa, aquí en mi país ya no hay opción de viajar en tren, sólo son de carga.

Un abrazo con amor

Jorge Donato dijo...

Estoy feliz de haberte encontrado de nuevo Firenze tras meses de ausencia.
Tienes razón, hay cosas que se ven mejor sin usar los ojos, sino mirando con el alma.
Un saludo.

noe dijo...

Hola Firenze.
Casualidades de la vida yo naci y creci al lado de las vias en mi pueblo, Reinosa Cantabria.
Me ha encantado recordar los juegos con mi hermano y los amigos del barrio en ellas gracias a tu post.
Como siempre un placer leerte.
Noelia. Blog cometelavidaamordiscos

FG dijo...

Me has hecho retroceder en el tiempo, porque yo en mi infancia también vivía muy cerca de las vías y de la estación, es más, aun en muchos de mis escritos son espacios que suelen estar muy presentes siempre.

Besitos!!!!