miércoles, 24 de diciembre de 2014

Que Dios os guarde




Que Dios os guarde, gentiles caballeros....así comienza  uno de los villancios más antiguos que existen. Ese es el deseo de mi corazón para todos vosotros.

Apelo al espiritu navideño que anida en vuestros corazones, para que me perdoneis por este parón de cuatro meses, sin ninguna explicación.
 ¿Motivos?... No podía despedirme, despues de siete años de publicar diariamente, de entender este blog como una extensíon de mi misma, no podia enfrentarme a la dificil tarea de deciros adiós.
Y es eso lo que tenía que hacer, por que los giros de mi vida ya no me dejan tiempo ni cabeza para atender este humilde blog.

En el ultimo libro que leí, decía que los cambios son buenos, auque sean para peor.
Mi vida a cambiado considerablemente amigos, y la crisis me ha obligado a buscarme una exhausta actividad laboral que ayude a la economia familiar.
 Quedé sin tiempo para leer, para navegar por la red, para escuchar música y tatas y tantas cosas que he perdido estos meses... pero me queda la satisfacciíon de quien hace todo lo que puede por los suyos....y eso es lo unico que ahora me importa.

No puedo decir adios, permitidme que solo sea un hasta luego.. y sobre todo dejardme desearos una muy Feliz Navidad y los mejores deseos para el tiempo venidero.
Todos y cada uno de vosotros seguis en mi corazón, sigo compartiendo pensamientos con vosotros...sigo pensando las cosas que me gustaria contaros si tuviera tiempo para hacerlo...y quien sabe si algun dia pueda volver a escribir, nada me haría más feliz.

Gracias por estar conmigo, Gracias por ser mi mejor y mas fiel compañia,
 gracias por todo...un todo que ha sido mucho.